Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

revuelta popular en Libia

EE. UU. teme que Gadafi use armas químicas

Obama barajaría un plan de ataque militar entre las opciones para evitar un posible genocidio del líder libio.

Egipcios hacen cola ante un hospital militar tunecino en el paso de Ras Jedir tras huir de Libia, ayer.
EE. UU. teme que Gadafi use armas químicas
F. D./AFP

«Estamos haciendo todo lo que podemos para proteger a los estadounidenses. Esa es mi prioridad más alta», advirtió Barack Obama el miércoles cuando por fin se pronunció sobre la violencia en Libia. 'The Wall Street Journal' explicó por qué Washington tiene tanto miedo de lo que pueda ocurrir a sus ciudadanos en ese país: Gadafi tiene bajo su control gas mostaza y otras armas químicas. Nadie sabe lo que puede hacer con ellas cuando se vea atrapado ni en qué manos puedan caer cuando su Gobierno se desmorone.

Fuentes de la Casa Blanca dijeron a CNN que el Gobierno mantenía la cautela en sus declaraciones para no poner en peligro la vida de sus nacionales, que aún no ha podido evacuar del país. El caos aeroportuario en Trípoli ha impedido sacarlos por aire y el mal tiempo tiene atascados los dos catamarán fletados desde Malta. «Urgimos a nuestra gente a salir del país», insistió Obama.

El Gobierno de Bush acordó en 2003 levantar las sanciones a cambio de que Libia destruyese sus armas de destrucción masiva, pero los problemas logísticos y la falta de entendimiento para financiar la operación retrasaron el proceso, según contaron a 'The Wall Street Journal' fuentes de la Casa Blanca. Para 2010 Libia tenía que haber destruido 23 toneladas métricas de gas mostaza, pero según la Organización para la Prohibición de Armas Químicas solo se ha deshecho de 9,5. Trípoli había logrado una extensión del plazo hasta mayo.

El Gobierno de Gadafi también tiene 1.300 toneladas métricas de los precursores químicos necesarios para desarrollar armas químicas que, según el rotativo, están almacenados en la antigua fábrica de armas químicas de Rabta. «Altos funcionarios en Washington no descartan la posibilidad de que el coronel Gadafi pudiera usarlos», publicó el diario. A ello hay que añadir la existencia de mil toneladas de uranio, pero el peligro de Gadafi no se limita solo a armas de destrucción masiva.

El arsenal armamentístico más convencional del excéntrico presidente que amenaza con exterminar a su pueblo ha provisto de armas durante décadas a todas las milicias de África y otros partes del mundo. Misiles Scud del tipo B y C, rifles Kalashnikov y minas eran solo las reminiscencias de la Unión Soviética. Hace dos años intentó importar 130.000 rifles automáticos de una compañía británica, según supo la embajada de EE. UU. Entre las opciones que el Gobierno de Obama está poniendo sobre la mesa para detener un posible genocidio se encuentra un plan de ataque militar según CNN, que advirtió que «el Pentágono tiene planes para todo, y eso no significa que haya intención de ponerlos en práctica».

Etiquetas