Despliega el menú
Internacional

COLOMBIA

España, Francia y Suiza lanzan una "misión humanitaria" en el marco de su labor de facilitación para Colombia

La puesta en marcha de esta cruzada coincide con insistentes versiones sobre el estado de salud de la ex candidata presidencial, Ingrid Betancourt. Álvaro Uribe, se comprometió con Sarkozy a facilitar la misión humanitaria y a suspender las operaciones militares en la zona elegida.

Los Gobiernos de España, Francia y Suiza han puesto en marcha una "misión humanitaria" en el marco de los "trabajos de facilitación de un acuerdo humanitario en Colombia", que llevan a cabo los tres países, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores español en un escueto comunicado, en el que no se aclara si esta misión es la misma que anunció París para localizar a Ingrid Betancourt.

"Una misión humanitaria de los tres países, España, Francia y Suiza, está en marcha en coordinación con las autoridades competentes", reza el comunicado conjunto difundido por Madrid, París y Berna. Los tres países estaban llevando a cabo una misión de facilitación en el conflicto colombiano que Bogotá suspendió el verano pasado pero volvió a autorizar a principios de este año.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores español no quiso dar más detalles sobre la misión ni en qué consistiría ésta exactamente. Tampoco en los otros dos países que integran el llamado 'Grupo de Amigos' se ha querido dar más información sobre la misión.

El anuncio se produce un día después de que Francia anunciara que enviará dos delegados, uno de ellos un médico, a una misión humanitaria junto al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), para localizar a la franco-colombiana Ingrid Betancourt y otros rehenes enfermos y prestarles asistencia.

El encargado de anunciar esta misión humanitaria fue el propio presidente colombiano, Alvaro Uribe, quien dijo que había autorizado esta misión que Francia se ofreció a enviar para lograr la liberación de los secuestrados por las FARC y en particular Betancourt. A tal fin, Uribe aceptó suspender las operaciones militares una vez que la inteligencia conozca las coordenadas de la ubicación de los secuestrados.

La vida de Betancourt es "cuestión de horas"

El hijo de Ingrid Betancourt, Lorenzo Delloye, lanzó su "último llamamiento" a las FARC y al presidente colombiano, Álvaro Uribe, para que posibiliten la liberación de la rehén colombo-francesa, cuya vida es "cuestión de horas". "En la selva colombiana, una mujer, mi madre, se dirige hacia la muerte. Sufre hepatitis B y leshmaniasis, que precisa de una transfusión sanguínea en las próximas horas" para salvarle la vida, afirmó el joven en una rueda de prensa en París.

Por su parte, a la salida del Consejo de ministros, el titular francés de Exteriores, Bernard Kouchner, dijo que saldrá "lo antes posible" la "misión humanitaria" que el presidente, Nicolas Sarkozy, ha decidido enviar a Colombia para contactar con las FARC y conseguir acceso a Betancourt.

Visiblemente emocionado ante la prensa, el menor de los dos hijos de Betancourt, cautiva de las FARC desde febrero de 2002, se dirigió directamente al jefe de la guerrilla, Manuel Marulanda, y al presidente Uribe para exigirles "que afronten sus responsabilidades".

Al líder guerrillero, le pidió "no sólo que salve la vida de una mujer" sino que elija entre pasar a la historia "como el jefe de una banda que deja morir a rehenes civiles inocentes" o como "un jefe de guerra que en el combate contra su enemigo no se olvida de respetar la dignidad humana".

"Comandante Marulanda, el mundo le está mirando. Usted debe decidir si quiere quedar para siempre como un criminal de guerra o si quiere entrar en los libros como un hombre", dijo el joven en su mensaje al jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Lorenzo Delloye agradeció las "iniciativas fuertes" adoptadas en las últimas horas por el presidente de Colombia, pero le advirtió de que "no deben quedarse en un simple símbolo".

Exigió a Uribe que redoble la vigilancia para que se respete "escrupulosamente" la suspensión de las operaciones militares en la zona de la selva en la que se encuentran los rehenes para que la misión humanitaria enviada por Francia pueda "socorrer" a su madre.

"Presidente Uribe, sé que en el fondo usted no quiere correr el riesgo de compartir con su enemigo histórico, las FARC, la responsabilidad de la muerte de mamá (...) soy consciente de que no correrá el riesgo de verse obligado a vivir hasta el final de sus días con esta muerte que mancharía todo aquello con lo que se ha comprometido", señaló el joven.

"En este momento, su destino y el del pueblo colombiano nunca han estado tan unidos y en su nombre le corresponde actuar", agregó Lorenzo Delloye, en su mensaje al mandatario de Colombia.

Finalmente, el hijo de Betancourt se dirigió de forma solemne a "la comunidad internacional, a todos los presidentes y jefes de Gobierno que se reconocen en el combate por los valores de la democracia" para que se unan al llamamiento lanzado la víspera por el jefe de Estado francés a Marulanda. "Su palabra será escuchada y respetada en Colombia. Créanme, ustedes también tienen una parte de las claves", agregó el joven.

 

Lorenzo Delloye indicó que es muy posible que su madre esté en huelga de hambre desde hace más de un mes y se niegue a tomar medicamentos, como dijeron ayer responsables de su comité francés de apoyo tras reunirse con Sarkozy. Pero recalcó que ese gesto "inédito" de Betancourt no es para dejarse morir porque haya perdido las ganas de vivir, sino que es para colocar a las FARC y a Uribe ante su "responsabilidad ante la Historia".

Etiquetas