Despliega el menú
Internacional

ENTRADA DE ISLANDIA EN LA UE

España cuidará que la adhesión de Islandia no dañe sus intereses pesqueros

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, ha afirmado que España "tendrá mucho que decir" durante las negociaciones para la entrada de Islandia en la Unión Europea (UE) para que "en ningún caso" los intereses pesqueros españoles resulten perjudicados.

"Lo que hay que hacer es negociar bien el asunto para que se haga un juego en el que todos salgamos ganando", ha destacado López Garrido antes de participar en el Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores que se celebra en Bruselas.

Islandia es el único país europeo que depende casi exclusivamente de la pesca, según su gobierno, y su resistencia a compartir sus caladeros había frenado su adhesión, hasta que se ha visto duramente golpeada por la crisis económica. "Es un asunto que condicionó en su momento la entrada de Islandia en la UE", ha recordado el secretario de Estado, y España "tendrá mucho que decir" y prestará "especial interés" a las negociaciones en lo que concierne a la pesca.

Está previsto que los Veintisiete encarguen a la Comisión Europea (CE) un dictámen sobre la solicitud de adhesión islandesa, un paso necesario para obtener el estatus de candidato.

El ministro de Asuntos Exteriores sueco, Carl Bildt, ha insistido en que "no hay una vía rápida, sino una vía más corta" para su entrada en la UE, frente a aspirantes como los balcánicos. La isla pertenece tanto al Espacio Económico Europeo como al de libre circulación de Schengen. "Las situaciones de unos y otros son muy, muy diferentes", ha asegurado el sueco, cuyo país preside este semestre la Unión Europea.

Ha recalcado que durante su presidencia esperan avanzar "en todos los temas de ampliación", y no solo en el de Islandia, que sigue en la lista de solicitudes a Albania, que comunicó este año su deseo de negociar la adhesión, y a Montenegro, que lo hizo el pasado.

López Garrido, ha considerado que entre los países comunitarios "hay una actitud muy abierta, positiva" sobre la solicitud de Islandia. "Nosotros, como país abierto a la ampliación y favorable a que Europa se amplíe, porque entendemos que es más fuerte cuantos más países están dentro de ella, tendremos una actitud abierta hacia el inicio del proceso de estudio del dossier islandés", ha afirmado.

Más adelante, cuando se abra el proceso de negociación propiamente dicho será "más complejo", ya que deberán tenerse en cuenta "algunas reclamaciones de Holanda y del Reino Unido, todas de carácter económico".

Se trata de las compensaciones a los numerosos ciudadanos holandeses y británicos que vieron congelados sus depósitos como consecuencia de la quiebra y posterior nacionalización del sistema bancario islandés en octubre pasado.

El nuevo Gobierno islandés se ha comprometido a pagar 1.300 millones de euros a Holanda y 2.600 millones al Reino Unido, para que compensen a sus nacionales, pero el compromiso todavía tiene que superar el voto del Parlamento.

Etiquetas