Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

PRESIDENCIA ESPAÑOLA

España, Bélgica y Hungría se unen para impulsar la Unión Europea

Zapatero asegura que el mandato español, que comienza en el primer semestre de 2010, será "histórico". Presentan el logo del trío de Presidencias, una 'e' y una 'u' unidas

España, Bélgica y Hungría, los tres países que presidirán de forma sucesiva la UE a partir del 1 de enero de 2010, mostraron ayer su determinación a trabajar de forma conjunta en una "Presidencia trío" para impulsar a la Unión en los primeros pasos del Tratado de Lisboa. Lo escenificaron sus líderes, José Luis Rodríguez Zapatero, Herman Van Rompuy y Gordon Bajnai, con una inusual comparecencia conjunta ante los medios en Bruselas, previa al Consejo Europeo, para presentar el logotipo diseñado para los próximos 18 meses.

 

Es el Tratado de Lisboa el que habla de que las Presidencias rotatorias semestrales trabajen en trío y los tres países han querido adelantarse a su entrada en vigor, pendiente todavía de la firma del presidente checo, Vaclav Klaus. El objetivo, según explicó Zapatero, es dar estabilidad y continuidad a los trabajos europeos para fortalecer el proyecto comunitario.

 

Europa, señaló, tiene la obligación con las generaciones futuras de saber interpretar el "momento histórico" que atraviesa el mundo y "conducir con liderazgo, con un nuevo empuje y con un proyecto más ambicioso su papel en el concierto internacional".

 

En los próximos meses, añadió, Europa "va a jugarse" si está en el grupo de quienes definirán el futuro económico mundial, si será "una de las regiones determinantes para el orden y la seguridad internacional" y si seguirá siendo el mayor garante de la democracia, de la igualdad de derechos y de la paz.

 

Además, Zapatero aseguró que la Presidencia del bloque que su país iniciará en el primer semestre de 2010 será "histórica". Zapatero recibirá el 1 de enero el testigo de la Presidencia de manos de Suecia. Se refería al hecho de que la Presidencia se realizará ya -previsiblemente- "bajo el paraguas del nuevo Tratado de Lisboa".

 

El belga Van Rompuy se mostró convencido de que la unión de las tres Presidencias será una contribución al "equilibrio global" de la UE y destacó la diversidad geográfica, histórica y política de los tres países como fuente de riqueza. Y recordando que cada país entró a formar parte de la UE en momentos diferentes, aprovechó la ocasión para recitar en flamenco un breve poema escrito por él con la métrica japonesa: "Las tres olas han entrado en el puerto, el trío ha llegado a buen puerto".

 

Por su parte, el primer ministro húngaro confió en que la Presidencia trío siente "un precedente de larga duración" para lograr con el Tratado de Lisboa una Europa "más eficaz y eficiente" y responder a grandes retos, como la salida de la crisis económica o la lucha contra el cambio climático.

 

El sencillo logotipo presentado ayer en Bruselas muestra una 'e' y una 'u' unidas, como si estuvieran escritas a mano. Durante el semestre español las letras serán rojas y gualdas y después cambiarán a los colores de las banderas de Bélgica y de Hungría.

 

El proceso para elegirlo se inició en el verano del año pasado, cuando en apoyo a la creatividad de los jóvenes diseñadores europeos, el trío presidencial decidió abrir un concurso simultáneo entre los estudiantes de las escuelas superiores y de las universidades de arte y diseño de los tres Estados.

 

El proceso inicial correspondió a cada país, y mientras en España la selección la realizó un jurado de cinco profesionales, en Bélgica y Hungría combinaron esta modalidad con la votación de los internautas. Fue en febrero cuando se eligió como ganador el trabajo diseñado por un joven belga, Antoine Durieux. En opinión de Zapatero, el logotipo elegido muestra a una Presidencia que trabaja en común por una Europa "unida, moderna, versátil y abierta".

Etiquetas