Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

INTERNET

En contra de la Internet por blasfema

Islamistas pakistaníes se manifestaron ayer en Lahore contra la red social Facebook.
En contra de la Internet por blasfema
A. MAJEED/AFP

Portales tan conocidos como Facebook, Youtube o Wikipedia y cerca de medio millar de enlaces virtuales fueron bloqueados en las últimas horas de ayer por las autoridades de Pakistán en protesta por la difusión de contenidos ofensivos hacia el islam.

El desafío a la red de la república islámica empezó el miércoles, cuando un tribunal pakistaní ordenó el bloqueo, hasta el 31 de mayo, del portal virtual Facebook, debido a un concurso de caricaturas del profeta Mahoma que tenía lugar en el sitio.

Con la orden en la mano, el Gobierno del país no solo prohibió el acceso desde Pakistán a este portal, sino que pidió al organismo público regulador en la materia que bloqueara todos los sitios de internet que mostrasen "caricaturas sacrílegas del Santo Profeta". De esta manera, la Autoridad de Telecomunicaciones de Pakistán (PTA) fue vetando ayer el acceso a más de 450 enlaces virtuales, explicó un portavoz de ese organismo, Khurram Alí Mehran, citado por medios pakistaníes.

Mehran dijo que la PTA está en constante vigilancia, e instó a Facebook y Youtube a ponerse en contacto con las autoridades paquistaníes para resolver el asunto "lo antes posible" de una forma que "garantice la armonía religiosa y el respeto", según informó el canal privado Express TV.

Los musulmanes consideran blasfema la representación humana del profeta Mahoma, prohibida por el islam, y devotos de todo el mundo han llevado a cabo protestas contra las caricaturas que aparecieron publicadas en varios diarios de Europa en el año 2006.

También ayer en algunas grandes ciudades pakistaníes como Karachi (sur) o Multán (este) tuvieron lugar manifestaciones de grupos islamistas y otras asociaciones contra los portales virtuales "blasfemos" y en apoyo a la prohibición gubernamental. Para mañana están previstas más protestas.

En una comparecencia televisada, el portavoz pakistaní de Asuntos Exteriores, Abdul Basit, respaldó ayer la decisión de su Gobierno y subrayó que "Pakistán condena la publicación de caricaturas del profeta y que no se pueden aceptar actitudes insultantes" contra la religión.

Pero una parte de la sociedad pakistaní ha manifestado su pesadumbre por no poder acceder a Facebook o YouTube, páginas que podrían abarcar entre el 20 y el 25% del tráfico total de internet en la nación asiática, según fuentes del sector citadas por medios locales.

"Creo que nuestras relaciones con China están volviéndose cada vez más estrechas", protestaba un internauta pakistaní en un comentario colgado en Twitter, un espacio virtual aún accesible en Pakistán. "Bienvenido a la era de Zia (en referencia al dictador militar e islamista Zia-ul-Haq, 1977-88), en caso de que la hubieras olvidado... Bloqueo, censura, prohibición", apostilló otro desde la misma plataforma.

No obstante, hay quien ha preferido tomárselo con buen humor o con la pasión de saltarse la prohibición cibernética, diseñando y difundiendo enlaces de escudos contra el bloqueo -infructuosos- o acudiendo a las siempre socorridas teorías conspiratorias.

"Prohibir Facebook es obviamente un complot de Estados Unidos. Quieren encontrar a Osama (bin Laden). Si no hay actividad suya reciente (en ese portal), entonces saben que se encuentra en Pakistán", expuso un internauta.

Etiquetas