Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LIBIA

El único condenado por el atentado de Lockerbie, ingresado en urgencias

El único condenado por el atentado de Lockerbie (Escocia) de 1988, el libio Abdel Basset al Megrahi, que padece un cáncer de próstata terminal, fue admitido en la unidad de urgencias de un hospital de Trípoli, adonde le enviaron las autoridades escocesas tras ponerle en libertad por razones humanitarias, según una fuente citada por Reuters.

"Ha sido admitido en la unidad de urgencias del hospital. Se encuentra en mal estado. Es incapaz de hablar con nadie", dijo un funcionario libio bajo condición de anonimato.

Asimismo, un portavoz del Centro Médico de Trípoli, el hospital de la capital libia donde Al Megrahi estaba siendo tratado en los últimos días, declaró que el paciente estaba demasiado enfermo para hablar con la prensa. "Por el tratamiento que está recibiendo, su sistema inmunológico está muy débil y hoy no puede hablar con nadie", dijo el jefe de comunicación del hospital, Omar Senoussi.

La decisión de poner en libertad a Al Megrahi, el único condenado por el atentado perpetrado en un avión de la aerolínea Pan Am cuando sobrevolaba la ciudad escocesa de Lockerbie, en el cual murieron 270 personas, ha recibido críticas de la oposición británica y de Estados Unidos.

Un error para Obama

El presidente Barack Obama consideró que la liberación de Al Megrahi, un ex agente de inteligencia libio, fue un error. La mayoría de las víctimas del atentado fueron ciudadanos estadounidenses.

El Gobierno británico ha sido acusado por la oposición de respaldar la liberación de Al Megrahi para mejorar las relaciones con Libia, donde las empresas británicas intentan acceder a las reservas de petróleo y gas más importantes del norte de África.

Este mismo día, el primer ministro británico, Gordon Brown, rechazó tales acusaciones y dijo que la decisión de poner en libertad al libio fue tomada por el Gobierno escocés sin ninguna presión ejercida desde Londres.

Etiquetas