Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ALPES

El túnel suizo de Gotthard será el más largo del mundo

El entramado de conexiones del túnel mide en total 152 kilómetros, por los que circularán trenes a hasta 270 kilómetros por hora.

Turistas chinos fotografían el túnel de Gotthard
El túnel suizo de Gotthard será el más largo del mundo
AFP

El 15 de octubre, el récord se hará realidad. Toda una recompensa a los casi 25 años de planificación y obras en el túnel de base de Gotthard, el más largo del mundo, en el corazón de la montañosa Suiza. Con el derrumbe del último metro y medio de roca habrá vía libre. Y a partir de 2017, los primeros trenes circularán a lo largo de 57 kilómetros a través del túnel.

Para lograr el milagro ha sido necesario el trabajo de más de 2.500 mineros, que con la tecnología más puntera tuvieron que enfrentarse siempre a los nuevos obstáculos que presentaban las distintas formaciones rocosas. Allí donde el general cartaginés Aníbal tuvo que ayudarse de sus elefantes para atravesar los Alpes, ya no habrá problema. Los trenes los cruzarán a toda velocidad bajo tierra.

El de Gotthard no es el primer túnel de gran envergadura de Suiza. Desde 1882 hay uno para trenes y desde 1980 otro en carretera de 17 kilómetros, ambas obras ya de enorme dimensión. Por no hablar del paso de Gotthard de 1830. Pero ahora, cuando uno mira en el laberinto del nuevo túnel de Gotthard, puede casi sentir un vuelco en el corazón de la impresión.

Por las vías del túnel más largo del mundo circularán trenes a hasta 270 kilómetros por hora. Tanto por la velocidad como por la obra de ingeniería que supone, el proyecto es comparable a las obras del canal de Suez, toda una revolución para el tráfico.

El entramado de conexiones del túnel mide en total 152 kilómetros. Y podría ser que estuviera en funcionamiento ya en 2016, pues las obras avanzan con rapidez. No obstante, también hay un lado amargo: desde el comienzo de los trabajos perdieron la vida siete mineros.

Lo que soportan los trabajadores en este túnel a una temperatura de 28 grados -refrigerado, pues si no serían más de 40- es casi inimaginable. Máquinas perforadoras de 400 metros de largo con unos 60 cinceles cada una en la cabeza de perforación, de casi diez metros de diámetro, ejercen 25 toneladas de presión sobre la roca.

Nidos de acero cubren las paredes, mientras las cintas transportadoras retiran los escombros. En total, se sacarán 13 millones de metros cúbicos de escombros de la mina, cinco veces más que el volumen de la imponente pirámide de Keops.

La perforación del túnel se lleva a cabo con máxima puntualidad, y una desviación horizontal y vertical de apenas un centímetro. Los lugares a los que ya puede accederse ofrecen un panorama impresionante. Uno cree estar en un palacio subterráneo, aunque sin suntuosidad. La entrada y la salida parecen estar a una distancia inalcanzable, sólo una luz fantasmal alumbra el escenario de máquinas y mineros con cascos. El pensamiento de cientos de miles de toneladas sobre la cabeza se hace muy presente.

Cuando se coloquen los casi 230 kilómetros de raíles, circularán diariamente 300 personas por el túnel. El trayecto de Zúrich a Milán se realizará en 2:40 horas, una menos de lo que se tarda ahora. Y los trenes de mercancías también ganarán tiempo, pues circularán a 160 kilómetros por hora, el doble de la velocidad actual.

La red ferroviaria suiza que atraviesa los Alpes (NEAT) tiene un coste de más de 15.000 millones de euros (21.000 millones de dólares). Además del túnel de Gotthard se construirá el de Ceneri, en Ticino, que estará listo para 2019. El equipamiento del túnel de Lötschberg, ya existente, está casi al 80 por ciento.

Pero ahora, es el momento de la perforación que logrará el récord. Ya hay incluso un pequeño agujero, por el que entra aire fresco. La abertura que crearon los mineros de Sedrun y los comunica con sus compañeros de Faido, en Tesino, mide seis centímetros. Su objetivo: que por ella pase el cable para la transmisión en directo de la fiesta de la perforación, el 15 de octubre.

Aquí se exponen otras marcas de túneles de los Alpes.

- Hasta ahora el más largo de los túneles ferroviarios de los Alpes era el de Simplon (Suiza), con más de 19,8 kilómetros.

- El túnel de carretera de mayor longitud será el de Gotthard, que llegará a los 16,3 kilómetros.

- El más corto situado en los Alpes es el túnel de carretera de Loibl (situado en Austria), con 1,6 kilómetros.

- El situado a mayor altitud es de St. Berhard (Suiza), a 1,9 kilómetros sobre el nivel del mar.

- El que tiene un porcentaje de inclinación más alto es también el túnel de Loibl (Austria), con un 17%.

Etiquetas