Despliega el menú
Internacional

OLIMPISMO

El Tíbet divide al olimpismo

La comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional se reúne en Pekín durante tres días y debatirá el futuro del periplo mundial de la antorcha olímpica. Sin embargo, aseguran que nada hace pensar que se anule el recorrido de la llama de los Juegos de Pekín.

La declaración oficial emitida por los 205 comités olímpicos nacionales desató protestas de 17 países del "viejo continente", tras ver como las presiones chinas lograban que el documento sustituyera "solución para el conflicto que afecta al Tíbet" por "soluciones para los conflictos internos".

El mexicano Mario Vázquez Raña, presidente de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (ACNO), fue el autor material de la declaración que este jueves se presentará ante el comité ejecutivo del COI. El dirigente había presentado el domingo un documento que incluía la palabra "Tíbet", pero en la versión final sometida hoy a votación esa mención desapareció.

Fuentes de ACNO aseguraron que la palabra "Tíbet" fue quitada tras una sugerencia muy concreta por parte del comité organizador de los Juegos de Pekín 2008 (BOCOG).

Pero Vázquez Raña negó que haya sido así. "!Le juro por lo más...! !Nada, nada!", dijo el poderoso dirigente mexicano, que además de presidir ACNO es miembro del comité ejecutivo del COI y dirige la Organización Deportiva Panamericana (Odepa).

El documento

El polémico documento consta de cuatro puntos: en el primero se expresa el "total respaldo" a los Juegos, en el segundo se confirma que los 205 comités olímpicos nacionales existentes estarán en Pekín 2008, y en el tercero se rechaza cualquier intento de "utilización política" de la máxima cita del deporte mundial.

El problema está en el cuarto punto de la declaración, que originalmente decía: "La confianza (de ACNO) de que el gobierno de la República Popular China pueda encontrar, a través del diálogo y el entendimiento, una solución justa y razonable al conflicto interno que afecta a la región del Tíbet".

La nueva versión es diferente, y habla de "una solución justa y razonable a los conflictos internos en beneficio de los Juegos y los atletas".

Vázquez Raña se responsabilizó por completo de los cambios, y admitió que fue un "error" incluir en la versión inicial la palabra "Tíbet".

"Si no queremos que la política se meta con nosotros, nosotros debemos ser respetuosos con la política y los políticos". El mexicano negó enfáticamente que el presidente del COI, Jacques Rogge, le hubiera pedido quitar el conflictivo término del documento de ACNO.

"!El miembro del COI que le dijo eso miente!", dijo el mexicano a un periodista.Vázquez Raña aseguró que Rogge, con el que cenó en la noche del martes, ni siquiera advirtió los cambios.

"!Por Dios! Rogge primero me lo aplaudió, y ahora vio el documento final y ni siquiera se dio cuenta. Me felicitó por el documento con Tíbet y sin Tíbet".

Pese a las explicaciones de Vázquez Raña, en varios países europeos reinaba hoy el descontento por la aparente claudicación ante la poderosa China, precisamente el día en que Rogge se reunía con Wen Jiabao, primer ministro del gigante asiático.

El máximo jefe del olimpismo y el responsable del gobierno chino conversaron durante una hora, en lo que fue calificado como "un buen encuentro" por el COI.

Etiquetas