Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CONFLICTO EN EL AAIÚN

El Sahara provoca la primera brecha en la alianza del PSOE con el PNV

Los nacionalistas vascos forzarán el martes que Zapatero aclare en el Congreso su respuesta al "violento ataque" a los saharauis.

El conflicto en el Sahara ha causado los primeros roces entre el PNV y los socialistas al mes de firmar su alianza parlamentaria. Los nacionalistas aclararon ayer que nunca quisieron apoyar al PSOE en la Junta de Portavoces del martes y evitar con su voto, como al final ocurrió, que José Luis Rodríguez Zapatero tuviese que explicar en el Congreso el papel del Gobierno ante el asalto marroquí al campamento saharaui de El Aaiún. Su voto de oposición a la comparecencia urgente pedida por IU se debió al despiste de uno de sus diputados, que no se dio cuenta de que con su apoyo a los socialistas iba en contra de la postura oficial de su grupo, de clara reprobación al Gobierno por su no condena a la violencia desplegada por Marruecos.

La confusión ha causado enfado en los diputados del PNV, que han decidido pasar a la acción para que no queden dudas sobre su posición crítica con la, a su juicio, tibieza gubernamental y apoyo a la causa saharaui, según indicaron fuentes de esta formación.

El próximo martes van a provocar que la mayoría del hemiciclo exija, esta vez sí, la comparecencia inmediata del jefe del Gobierno en el pleno de la cámara para explicar los detalles del "injustificado y violento ataque" marroquí al campamento y, al tiempo, respaldarán la primera derrota parlamentaria del Ejecutivo por su papel en la crisis del Sahara. Los diputados del PNV darán su apoyo a una moción de IU-ICV que reclama a Zapatero una condena explícita a Marruecos.

La Junta de Portavoces rechazó el martes la comparecencia urgente de Zapatero solicitada por el Grupo Mixto, Esquerra e IU, con los votos del PNV, cuyo portavoz oficial no estaba en la reunión, y los de los socialistas, así como con la oposición del PP, según aclaró la misma fuente. El voto nacionalista lo emitió Joseba Beloki, miembro de la Mesa de Congreso, que se desvió de la línea del grupo. No obstante, la iniciativa hubiese sido derrotada de todas formas, solo con los votos del PSOE, ante la inasistencia de los portavoces de ERC, IU y CiU, que estaban en la campaña catalana.

Los nacionalistas vascos no solo votarán a favor de la moción de IU-ICV, sino que presentarán una enmienda a la misma para que Zapatero acuda al pleno del Congreso a justificar la decisión de no condenar a Rabat por los sucesos de El Aaiún. Una petición que tiene muchas posibilidades de ser aceptada por el resto de grupos y que forzaría al jefe del Ejecutivo a acudir a la cámara en contra de su voluntad. El portavoz nacionalista, Josu Erkoreka, señaló ayer que su grupo reprueba la actuación del Gobierno y reiteró "su compromiso y total solidaridad con el pueblo saharaui", así como la condena del "violento ataque de Marruecos a la población civil" de la ex colonia.

También en el Senado

La intención de voto desvelada por el PNV apunta a que el grupo socialista se quedará el martes solo en el hemiciclo a la hora de defender el papel de "prudencia" y no condena del Gobierno ante la actuación marroquí, situación que se puede reproducir, también el martes, en el pleno del Senado. Tampoco recibirá el apoyo de su otro socio, Coalición Canaria, cuyos portavoces han dirigido al Gobierno algunas de las críticas más duras.

Los socialistas, pese a ser conscientes de los desgarros que la postura del Gobierno causa en su partido y su base electoral, defensora de la causa saharaui, harán una defensa cerrada de la gestión y la posición diplomática mantenida por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. El portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, en prevención de disidencias, avisó el martes a los tres diputados de la corriente interna Izquierda Socialista que "respeta" su reclamación de condena a Marruecos, pero que el grupo socialista tiene disciplina de voto.

El Ejecutivo no tiene intención alguna de ir más allá de "lamentar" los sucesos hasta que existan informes independientes, de ONG o instituciones internacionales, que aclaren los hechos del 8 de noviembre y días posteriores.

Condena de la FAPE y 14 medios

Por otro lado, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) y 14 medios españoles han firmado una declaración conjunta que critica la política informativa de Marruecos respecto al Sahara Occidental por constituir un "grave atentado contra la libertad de prensa".

Etiquetas