Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

SAHARA

El Polisario denuncia la desaparición de tres de los cinco heridos en El Aaiún

La madre del menor fallecido se querella contra los gendarmes marroquíes que le dispararon y exige una investigación.

Tres de los cinco heridos en el incidente en El Aaiún en el que murió un menor saharaui, tiroteado por agentes marroquíes el pasado domingo, se encuentran en paradero desconocido después de ser trasladados por la Gendarmería de Marruecos, afirmó ayer el Ministerio saharaui de los Territorios Ocupados.

En un comunicado, el departamento saharaui indicó que Alaui Salek, Elgarhi Zubeir (hermano del menor fallecido) y Hemdaiti Abay Ahmed Hamadi -ingresados en el hospital el domingo- fueron trasladados por los gendarmes a un destino desconocido. "La Gendarmería marroquí irrumpió en la tarde del martes en el hospital y se llevó a los tres jóvenes sin que sus familiares tengan noticia de su paradero", se aseguró en la nota.

Según el Ministerio, sus familias no han podido visitarlos y solo han sabido que desde su ingreso en el hospital "permanecían sujetos con grilletes a la cama" al igual que los otros dos heridos que se encuentran todavía en el centro sanitario.

Heridas de bala

Estos dos últimos son Dawdi Ahmed, cuyo estado es "muy crítico", y Alaoui Lagadaf, indicó la misma fuente, que precisó que Ahmed tiene dos heridas de bala en la cadera y el abdomen y ha sido sometido a una operación abdominal. El resto de los ingresados presentaban igualmente heridas de bala, en la cadera, los muslos, las piernas o los pies.

El Ministerio afirmó que en el interior del campamento de Gdaim Izik, en las afueras de El Aaiún -donde miles de saharauis protestan por sus condiciones de vida en la zona bajo control marroquí- la situación "se agrava cada día" debido a la escasez de agua, alimentos y medicinas.

"El bloqueo que mantiene el Ejército marroquí, que ha cerrado todos los accesos y lleva un rígido control de la única entrada posible, está provocando que los enfermos no puedan recibir la medicación necesaria", aseguró.

Elgarhi Nayem, de 14 años, murió el domingo tiroteado por agentes marroquíes cuando intentaba acceder, junto a otros saharauis, al campamento de protesta levantado desde hace más de dos semanas en los alrededores de la capital del Sahara Occidental.

Precisamente ayer, la madre del adolescente presentó una denuncia contra los responsables de la muerte de su hijo. En esta, presentada ante el Procurador del Rey (Fiscalía) del Tribunal de Apelación de El Aaiún y el Procurador del Rey del Tribunal Militar de Rabat, Bent Lahmidi, madre de Nayem Elgarhi, exige el "juicio inmediato de los responsables militares que le causaron la muerte después de dispararle".

Lahmidi anunció también su "rechazo a recibir el cadáver de Nayem antes de que se realice una investigación y una autopsia urgente de su cuerpo". "El hijo que ha fallecido a causa de los disparos y su hermano herido intentaban entrar para visitarme a mí y a mi familia al campamento", apuntó.

Etiquetas