Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LÍBANO

El Parlamento libanés elige por amplia mayoría a Sleiman como presidente

Con esta elección se pone fin a un vacío de seis meses en el que el país ha estado sin jefe de estado. Sleiman, único candidato a la elección, obtuvo 118 votos de un total de 127 diputados. Prestó juramento ante el Parlamento, lo que fue saludado con disparos al aire en las calles de Beirut

El general Michel Sleiman llenó  el hueco dejado por Emile Lahud en noviembre de 2007 y se convirtió en el nuevo presidente de Líbano tras ser elegido por el Parlamento, en el primer paso para acabar con una crisis que puso al país al borde de la guerra civil. Sleiman prestó juramento tras una sesión en la que recibió el apoyo de 118 de los 127 diputados y pidió a "los políticos y ciudadanos que inicien una nueva fase" en la que se cumplan "los intereses de la nación".

La elección del presidente libanés, saludada con disparos de alegría en las calles de Beirut y en las de su pueblo, Amchit, fue posible gracias al acuerdo entre la mayoría parlamentaria y la oposición, liderada por la organización chií Hezbolá, firmado el 21 de mayo en Doha.

El general Sleiman, de 59 años, comandante en jefe del Ejército libanés desde 1998, cristiano maronita, la comunidad de donde se eligen a los presidentes libaneses, tiene ahora la difícil tarea de iniciar la reconciliación. Con motivo de su nombramiento, dos semanas después de una ola de violencia que dejó 65 muertos, el país se engalanó con banderas libanesas y retratos del nuevo presidente, en medio de un imponente despliegue de seguridad en torno a la sede del parlamento.

Un gran número de representantes internacionales asistieron a la sesión, como el emir de Qatar, el jeque Hamad ben Jalifa al Thani, el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, y el jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner.

También estaban los cancilleres de los principales apoyos internacionales de los dos bandos libaneses, como el ministro saudí de Relaciones Exteriores, Saud al Faisal, valedor de la mayoría parlamentaria, y Walid Muallem y Manuchehr Mottaki, sus homólogos de Siria e Irán, aliados de Hezbolá.

Felicitaciones internacionales

Sleiman recibió ya las primeras felicitaciones del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, que en un comunicado expresaba su esperanza de que se abra "una nueva era de reconciliación política" en Líbano.

"Confío en que Líbano ha elegido a un líder comprometido con la protección de su soberanía, extendiendo la autoridad del gobierno en todo Líbano, y respetando las obligaciones internacionales libanesas bajo las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU", dijo Bush.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, describió la elección de Sleimane como "una etapa central" en la resolución de la crisis y le deseó "pleno éxito". El presidente alemán, Horst Koehler, y el rey de Marruecos, Mohamed VI, también congratularon al nuevo jefe de Estado.

Reactivación de las instituciones

Esta elección debe ser el principio de la reactivación de las instituciones del país, minadas por la reciente ola de violencia y por la serie de atentados que ha padecido el bloque antisirio desde 2004. Aunque el acuerdo de Doha despertó el optimismo de las diferentes capas de la sociedad libanesa, lo cierto es que sólo se pudo alcanzar con importantes concesiones del gobierno a Hezbolá.

La oposición ocupará 11 de las 30 carteras y podrá usar el derecho a veto para imponer su voluntad en decisiones importantes, como la seguridad del Estado. Esta reivindicación fue el origen de la crisis que comenzó en noviembre de 2006 cuando cinco ministros chiitas dimitieron reclamando para la oposición la influencia que finalmente han logrado tras la muestra de fuerza de los últimos enfrentamientos, en los que los partidarios de Hezbolá se hicieron con varios sectores de Beirut.

Tras la elección del presidente está previsto que el actual gobierno, dirigido por el primer ministro, Fuad Siniora, dimita y se abran las consultas para la formación de un nuevo gobierno que conducirá al país hasta las elecciones generales de 2009.

Etiquetas