Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

PROGRAMA MILITAR

El OIEA, alerta por el potencial nuclear de Irán

El Organismo Internacional de Energía Atómica advirtió ayer que el país asiático sigue violando todas las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de la Junta de Gobernadores del organismo.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) reiteró ayer su preocupación sobre las posibles dimensiones militares del controvertido programa nuclear de Irán, aunque reconoció que Teherán ha mejorado aspectos de su cooperación técnica con la agencia nuclear de la ONU.

En un informe restringido, emitido en Viena, el director general del OIEA, Yukiya Amano, asegura por otra parte que Irán sigue violando todas las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y de la Junta de Gobernadores del organismo.

En relación a la polémica decisión de enriquecer uranio hasta el 20%, Irán ha accedido a permitir un estricto régimen de inspecciones del OIEA, que incluye visitas no anunciadas. Ese paso hacia un enriquecimiento más elevado fue anunciado por Irán en febrero pasado y tiene como objetivo fabricar el material necesario para el combustible nuclear de un reactor científico en Teherán.

En un primer momento, los expertos del OIEA criticaron que Irán no les diera el tiempo suficiente para instalar las medidas de vigilancia en esa planta, situada en Natanaz. Los iraníes han aceptado un complejo sistema de inspecciones, que un diplomático cercano al OIEA consideró ayer en Viena como "satisfactorio" para el organismo. El acuerdo prevé, entre otras medidas, inspecciones sin aviso previo dos veces por mes, así como otras visitas regulares, con lo que los expertos del OIEA podrían inspeccionar esa planta "una vez por semana", destacó la fuente.

Hasta ahora, los iraníes han producido al menos 5,7 kilos de uranio enriquecido hasta el 19,7%. Los expertos creen que al enriquecer uranio hasta esos niveles, los iraníes avanzan sobre la forma de controlar el proceso para purificar uranio hasta el 90%, necesario para fabricar bombas atómicas.

A pesar de ese aparente avance, Amano insta a Irán a ofrecer en otros aspectos la cooperación "necesaria para permitir que el organismo confirme que todos los materiales nucleares en Irán están en actividades pacíficas". Y es que el OIEA "sigue preocupado por la posible existencia de actividades nucleares no declaradas, incluyendo actividades relacionadas con el desarrollo de una carga nuclear para misiles", concluye el informe.

Etiquetas