Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

INFORME DE LA ONU

El mundo progresa, pero de forma desigual

España ocupa el puesto 20 en la lista sobre desarrollo humano de la ONU, que abre Noruega y cierra Zimbabue.

Varios niños de Mali recogen basura en un vertedero.
El mundo progresa, pero de forma desigual
EFE

La ONU difundió ayer su informe anual sobre el desarrollo humano en 2010 que revela algunos progresos y enormes desigualdades dentro y entre países, así como profundas disparidades entre mujeres y hombres en una amplia gama de indicadores de desarrollo.

'La verdadera riqueza de las Naciones Unidas: Caminos hacia el desarrollo humano' es el título de este informe, que subraya que hay una prevalencia de la pobreza multidimensional extrema en Asia meridional y África subsahariana.

El documento recoge también los efectos de la crisis financiera de 2008, a la que califica como la "peor" de varias décadas por haber destruido 34 millones de puestos de trabajo y hacer que otros 64 millones de personas vivan por debajo de la línea de pobreza con 1,25 dólares al día. "Todavía existe la amenaza de volver a entrar en recesión después de un breve período de crecimiento y podrían pasar varios años antes de lograr la plena recuperación", alerta la ONU.

Sus expertos han añadido tres nuevos índices que complementan el índice de desarrollo humano (IDH) tradicional, que se refieren a la desigualdad en general, a la desigualdad de género y a la pobreza multidimensional, y que se han analizado en 169 países.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon; la administradora del PNUD, Helen Clark; y el premio Nobel de Economía Amartya Sen, que ayudó a elaborar el primer IDH en 1990, presentarán el documento.

"Las pruebas son claras y concluyentes en un aspecto fundamental: los países pueden hacer muchísimo para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, aun en situaciones adversas", señala Clark en el documento, en el que también afirma que los avances "nunca son automáticos: exigen voluntad política, liderazgo y el compromiso permanente de la comunidad internacional".

Para elaborar este índice del desarrollo humano los expertos de la ONU utilizaron más datos y nuevas metodologías, como sustituir el dato del producto interior bruto (PIB) per cápita por el "ingreso nacional bruto per cápita", que incluye los ingresos por remesas y la asistencia internacional para el desarrollo, por ejemplo.

Una brecha "enorme"

Así, 20 años después de la elaboración del primer IDH sigue siendo válida su afirmación de que "la verdadera riqueza de una nación está en su gente", y aunque el mundo es hoy un lugar mucho mejor que en 1990 o en 1970, "la brecha en desarrollo humano sigue siendo enorme". El documento agrega que "los países que han logrado ser ricos son los que invirtieron enormes recursos en salud y educación".

El IDH señala progresos en esperanza de vida, matriculación escolar, alfabetización e ingresos y subraya que de los países analizados desde hace 40 años solo República Democrática del Congo, Zambia y Zimbabue tienen menor desarrollo humano hoy que en 1970.

Agrega que los que avanzan menos son los afectados por la epidemia del sida en África subsahariana y los de la ex Unión Soviética, donde la mortalidad de adultos va en aumento, con una esperanza de vida actual menor que en la década de los setenta. Los que más avanzan en IDH son "los conocidos por la naturaleza 'milagrosa' de su crecimiento económico: China, Indonesia y Corea del Sur".

Los 20 países con mayor desarrollo humano se corresponden con las economías más ricas, con Noruega a la cabeza, seguida por Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Irlanda, Liechtenstein, Holanda, Canadá, Suecia, Alemania, Japón, Corea del Sur, Suiza, Francia, Israel, Finlandia, Islandia, Bélgica, Dinamarca y España, que sube un puesto y se coloca en el número 20 del ranquin. Níger, la República Democrática del Congo y Zimbabue aparecen como los tres peores países para vivir.

El informe señala en el África subsahariana hay la mayor incidencia de la pobreza multidimensional, con un promedio del 65%, con un mínimo del 3% que se da en Sudáfrica al 93% de Níger.

También indica que la mitad de la población pobre del mundo, está en los países de Asia del Sur (844 millones), en comparación a un total de 458 millones de pobres que habitan en los países del África subsahariana.

Igualmente, señala que desde 1980 la desigualdad en la distribución de los ingresos se ha profundizado en muchos más países que en los que ha disminuido.

Además, unos 1.750 millones de personas viven en situación de pobreza multidimensional, lo que refleja privaciones en salud, educación o nivel de vida y son 1.440 millones los que viven con menos de 1,25 dólares diarios.

Etiquetas