Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CANADÁ

El ministro de Exteriores canadiense dimite por descuidar papeles secretos del Gobierno

Bernier estaba siendo criticado por mantener una relación sentimental con una mujer vinculada al mundo criminal motero.

Los descuidos del ministro de Exteriores canadiense, Maxime Bernier, han terminado costándole el puesto. El primer ministro del país norteamericano, Stephen Harper, confirmó que ha aceptado la dimisión de Bernier al haber dejado "documentos clasificados del Gobierno en un lugar poco seguro". Al parecer, donde habrían quedado olvidada esta información privilegiada es en el piso de su ex novia, Julie Couillard, supuestamente vinculada al crimen organizado a través de los moteros 'Los Ángeles del Infierno'.

"El ministro Bernier ha aprendido y me ha informado de que dejó documentos clasificados del Gobierno en un lugar poco seguro", reveló el primer ministro en una comparecencia pública, en relación a un error que tachó de "grave" y por el que "ha aceptado los consejos para que ofreciese su dimisión". Harper atribuyó los inesperados cambios del Gabinete a los asuntos estrictamente profesionales y no a su aireada relación con Couillard, con vínculos en el pasado con el crimen organizado. En este sentido, según informaciones del diario 'Toronto Star' recogidas por otr/press, destacó que no tiene que ver con "la vida privada del ministro o su vida como ciudadano privado".

La propia ex pareja dio su versión de la historia en la cadena de televisión TVA, para confirmar que Bernier, de 45 años, era bastante descuidado con los documentos clasificados. "Llegó a mi apartamento, luego se fue, y los papeles se quedaron conmigo", afirmó en una entrevista. Inmediatamente acudió a un abogado para llevarle la información supuestamente secreta y que, acto seguido, llegase a manos de las autoridades. Una fuente citada por 'Canadien Press' detalla que los papeles contenían información relativa al próximo viaje de Bernier a la cumbre de la OTAN en Bucarest celebrada en abril, donde Canadá anunció su intención de permanecer en Afganistán hasta 2011.

La oposición ya ha exigido una investigación concienzuda para esclarecer la incidencia del descuido y qué detalles de seguridad se han podido filtrar. El líder de los liberales, Ralph Goodale, preguntó si "Canadá se ha puesto en riesgo" e instó a conocer los "detalles".

Más de una crítica

El titular de Comercio, David Emerson, reemplazará temporalmente el hueco dejado por el que ya se ha convertido en la primera baja del Gobierno conservador que accediese al poder en enero de 2006. La dimisión de Bernier concluye la carrera política de un ministro con aspiraciones de 'premier' pero a quien sus 'patinazos' han terminado por costarle el empleo. No en vano, aún está reciente su polémica sugerencia al presidente afgano para que reemplazase al gobernador de la provincia de Kandahar, donde Canadá cuenta con 2.500 tropas desplegadas. Además, recientemente se revelaron gastos de más de 22.500 dólares en un vuelo para asistir el pasado noviembre a una conferencia en Laos.

Una de las últimas polémicas había llegado a cuenta de la relación ya rota entre Bernier y Julie Couillard, en cuyo currículum sentimental figuran moteros 'gangster' de 'Los ngeles del Infierno'. El primer ministro había sido en numerosas ocasiones por este asunto, rechazando en todo momento ante la prensa realizar comentario alguno.

Etiquetas