Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CUBA

El llamativo silencio de Raúl Castro marca el Día de la Rebeldía

Celebraciones del 26 de julio.
Cuba apoya a Venezuela en su conflicto con Colombia
EFE

Un llamativo silencio del presidente de Cuba, Raúl Castro, marcó ayer la celebración del Día de la Rebeldía Nacional y frustró las expectativas sobre posibles anuncios de reformas estructurales en el país caribeño.

Castro acudió a Santa Clara para encabezar una nueva edición del 26 de julio, fecha clave en el calendario revolucionario cubano que conmemora el fallido asalto liderado por Fidel Castro contra el cuartel de Moncada.

Durante su presidencia, Raúl Castro ha intervenido en los actos de 2007, 2008 y 2009. El discurso del presidente de Cuba se esperaba con expectación ante la posibilidad de que anunciara reformas estructurales para aliviar la crítica situación económica del país.

Castro se limitó a entregar diplomas de reconocimiento a representantes de distintas provincias. Fue el vicepresidente primero, José Ramón Machado Ventura, quien pronunció unas palabras en las que pareció justificar la situación con el argumento de que el orador iba a ser el presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Sin embargo, Chávez suspendió el domingo su visita a Cuba "ante la posibilidad de una agresión armada desde Colombia". En el mausoleo del Che Guevara, Machado Ventura expresó la "inquebrantable solidaridad" de Cuba con Venezuela, país que "tiene todo el derecho a defenderse", dijo.

Una "nueva relación" con la UE

Por su parte, el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se declaró ayer convencido de que la UE tendrá "una nueva relación" con Cuba, tras informar a sus socios europeos de la liberación de los presos políticos en la isla. El jefe de la Diplomacia española trasladó a sus colegas de la UE "la decisión de las autoridades cubanas de liberar a todos los presos de conciencia" en cuatro meses.

Etiquetas