Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

DISTURBIOS

El lenguaje de estudiantes con el futuro en el aire

La decisión de triplicar las tasas académicas en el Reino Unido ha sacado a la calle a miles de estudiantes en Londres y otras ciudades importantes. Las fuerzas policiales intentaron prevenir lo ocurrido ayer.

Ya no sé cuál es mi futuro", dice Mollie White, una escolar de 16 años que se unió a las protestas estudiantiles nacionales en el Reino Unido contra un planeado aumento del costo de las matrículas. Como muchos de sus compañeros, Mollie teme que si aumentan las matrículas, ella no podrá ir a la universidad. En Londres y muchas ciudades importantes, escolares de secundaria han engrosado las filas de los universitarios, cuya ira desembocó recientemente en la mayor ola de activismo estudiantil en años. La fuerza de las protestas ha tomado por sorpresa a la coalición gubernamental conservadoraliberal y podría convertirse en su primera prueba de fuego importante tras llegar al poder en mayo.

En vísperas de nuevas manifestaciones, sentadas y ocupaciones planeadas para ayer, la policía instó a los padres a "mantener a sus hijos lejos" de las protestas, que, según las fuerzas de seguridad, podrían ser "secuestradas por jóvenes violentos".

El mes pasado, niños de hasta 12 años, con uniforme escolar, fueron sorprendidos en las protestas callejeras en Londres y otras ciudades, donde algunos fueron detenidos durante horas en las así llamadas operaciones policiales 'kettling', que consisten en no dejar entrar ni salir a los participantes de una manifestación en cierto perímetro. "Nos alegró que los estudiantes universitarios hicieran algo, pero también pensamos que los escolares debían actuar, porque seremos los que pagaremos las matrículas más caras", explica Jen, una colegial de 16 años de Londres.

Según la propuesta gubernamental aprobada ayer en el Parlamento, las matrículas de las universidades británicas a partir de 2012 subirán de las 3.290 libras actuales (3.900 euros) anuales a más de 9.000 libras (10.700 euros).

Etiquetas