Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

NO TENDRÁN QUE VOLVER A LA CÁRCEL

El juez dicta pena condicional de 14 días a Uralde y a otros miembros de Greenpeace

Han sido juzgados por irrumpir en un acto de la cumbre mundial sobre cambio climático en 2009.

Juan López Uralde
López de Uralde: «Espero que la reforma electoral no nos impida presentarnos el 20-N»

El ex director de Greenpeace España Juan López de Uralde y otros once miembros de este colectivo ecologista fueron condenados este lunes por un tribunal de Copenhague a una pena condicional de prisión de 14 días por irrumpir en un acto de la cumbre mundial sobre cambio climático en 2009.

La pena dictada por el juez, que rechazó la petición del fiscal de expulsión de Dinamarca para los ocho extranjeros y que sólo dictó una multa contra Greenpeace Nordic, implica que Uralde y el resto de condenados no deberán volver a la cárcel.

Los once miembros del grupo ecologista estaban acusados de allanamiento de morada (agravado por una ofensa a la reina Margarita II, anfitriona de la gala en la que irrumpieron), falsificación documental y suplantación de autoridad publica.

El tribunal, formado por un jurado mixto, les consideró culpables de los tres delitos, aunque les absolvió del de ofensa a la reina, que no se aplica en Dinamarca desde hace ochenta años.

Pero a la hora de fijar las penas tuvo en cuenta las circunstancias en que se desarrollaron los hechos, que "fueron cometidos como parte de un acto político pacífico con el objetivo de crear debate", además de que no se violó ningún derecho "esencial" durante la misma.

En la vista final del juicio que se celebró el pasado viernes, el fiscal había pedido penas de prisión condicional de 60 días y multas de 3.000 coronas danesas (unos 400 euros) para diez activistas y de 70 días 5.000 coronas (671 euros) para otro que tenía antecedentes por varios casos de allanamiento anteriores.

La multa solicitada por el fiscal para Greenpeace Nordic de 200.000 coronas (27.000 euros) quedó reducida a 75.000 coronas (algo más de 10.000 euros).

López de Uralde, ahora líder del proyecto político ecologista Equo y otros tres compañeros de Greenpeace burlaron el 17 de diciembre de 2009 la seguridad de la cena haciéndose pasar por "jefe de Estado de la Madre Tierra", su esposa, un escolta y el chófer.

A la entrada del banquete desplegaron una pancarta delante de las cámaras con el lema "Los políticos hablan, los líderes actúan".

López de Uralde permaneció en prisión preventiva 20 días y fue puesto en libertad con cargos, al igual que sus otros compañeros. El resto de condenados fueron acusados con posterioridad por colaborar en los preparativos de la acción.

Etiquetas