Internacional
Suscríbete

ESTADOS UNIDOS

"Salir en 2011 de Afganistán puede ser prematuro"

Capturar vivo o muerto a Bin Laden se mantiene como un objetivo prioritario, dice el comandante en jefe.

Obama, la primera dama Michelle y su hija Sasha recorrieron ayer en barco la bahía de St. Andrews, en Florida.
"Salir en 2011 de Afganistán puede ser prematuro"
MARK WALHEISER/EFE

El comandante en jefe de las tropas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán, el general David Petraeus, consideró ayer que el país centroasiático necesitará tiempo para que los progresos realizados se consoliden y que, por tanto, la salida de EE. UU. prevista por el presidente Barack Obama en 2011 podría ser "prematura".

En una entrevista en el programa de NBC "Meet the Press", Petraeus señaló que las mejoras comenzaron la pasada primavera y se mostró optimista con los avances para recuperar territorios controlados por los talibán y la creación de "pequeños focos" de progreso que espera que se extiendan. El general destacó el papel de las tropas afganas en la toma del territorio de los talibanes y el trabajo de los funcionarios civiles para restablecer los servicios a la población afgana.

Al Qaeda

Según explicó, el objetivo es mantener a Al Qaeda y a otros grupos extremistas fuera del área de acción para que el gobierno afgano pueda retomar el control y ganarse la confianza de la población local. "Estamos aquí para que Afganistán no vuelva a ser un santuario de extremistas que operan globalmente, como hizo Al-Qaeda cuando planeó los ataques del 11 de septiembre en el área Kandahar", enfatizó. En este sentido, señaló que capturar vivo o muerto al líder de Al-Qaeda sigue siendo uno de las principales metas de EE. UU. Bin Laden "continúa siendo un icono y creo que capturarlo o matarlo es todavía una tarea muy muy importante para todos aquellos que están comprometidos con el terrorismo en el mundo", aseguró.

Preguntado sobre si se será posible cumplir el plazo que marcó el presidente Obama para que las tropas estadounidenses salgan del país en julio de 2011, Petraeus señaló que dependerá del progreso que se haga en los meses que quedan. "El presidente ha sido claro... esa es la fecha en la que el proceso (de abandonar el país) comienza" y sobre las que se han sentado las bases del plan de retirada, dijo. No obstante, si a su juicio este progreso no fuera suficiente porque salir de ahí sería "prematuro" en ese momento "tendría que comunicárselo", dijo el general que aseguró que ofrecerá su "mejor consejo militar" y recalcó que su papel no es político.

Petraeus advirtió de que si Estados Unidos pierde la guerra, probablemente habría una sangrienta guerra civil y los extremistas podrían volver a tomar el control.

En cuanto a las relaciones con el presidente Hamid Karzai, negó que haya problemas con el líder afgano, que fue acusado de fraude electoral en la primera vuelta de los comicios en los que fue elegido para un segundo mandato de cinco años. El general defendió que Karzai está tratando de acabar con la corrupción y señaló que tienen una "buena" relación que les permite mantener un diálogo directo "para confrontar temas que pueden ser difíciles para alguna de las partes".

David Petraeus se hizo cargo de las operaciones militares de EE. UU. y de la OTAN en Afganistán el pasado julio en sustitución del general Stanley McChrystal, que renunció tras una polémicas declaraciones sobre cómo el Gobierno estadounidense está enfrentando la guerra.

Después de 9 años de guerra, la población estadounidense y algunos demócratas comienzan a ver un futuro incierto a la victoria estadounidense. El pasado mes de julio fue uno de los que más bajas registraron las tropas estadounidenses con 66 soldados muertos.

Así lo indicó el senador demócrata Jack Reed, que defendió en el programa "Fox News Sunday" que la salida de las tropas debe estar sujeta a las condiciones que se den en el momento de la retirada. "Creo que estamos viendo gente saliendo, la misión está cambiando pero no hay un sentido de cambio significativo", dijo el senador.

El total de militares extranjeros fallecidos en Afganistán desde la invasión del país, en el año 2001, es ya de 2.002, según el último recuento efectuado por la web independiente www.iCasualties.org, que fue publicado ayer. Más del 60% de los fallecidos son estadounidenses, 1.226, país que encabeza la lista seguido de Reino Unido, con 331. España ha perdido 28 militares, según esta fuente.

Etiquetas