Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

PROBLEMA EN ITALIA

El «éxodo bíblico» de tunecinos a Lampedusa

Una barca cargada de tunecinos llega a Lampedusa, ayer.
El «éxodo bíblico» de tunecinos a Lampedusa
R. SALOMONE/AFP

El ministro del Interior de Italia, Roberto Maroni, aseguró ayer que la Unión Europea (UE) ha dejado solo a su Gobierno ante la «emergencia humanitaria» que vive la isla italiana de Lampedusa con la llegada de más de 5.000 inmigrantes procedentes del norte de África en los últimos días.

En una entrevista a Canale 5, Maroni denunció que Europa «no está haciendo nada» y anunció que pedirá a las autoridades tunecinas una autorización para que «contingentes» italianos puedan intervenir en Túnez para contener el flujo de indocumentados.

Italia decidió abrir ayer su principal campamento de refugiados en Lampedusa, ante la creciente ola de refugiados tunecinos. El campamento Contrada di Imbriacola, con capacidad para unas 800 personas, abrió sus puertas ayer por la tarde acogiendo a unas 1.000 personas, según medios italianos. Muchos de ellos eran reticentes a entrar, temiendo ser detenidos allí. Roma se había negado previamente a abrir el campamento al considerar que ello podría incentivar la llegada de más refugiados.

Casi 1.000 refugiados procedentes de Túnez llegaron en la madrugada de ayer en una barca. Los medios de comunicación italianos informan de que solo ayer alcanzaron Lampedusa unos 1.400 indocumentados, lo que deja el balance de los que actualmente se encuentran en la pequeña isla mediterránea en los 2.300, después de que unos 260 abandonaran el lugar ayer por la tarde en tres vuelos fletados por el Gobierno hacia centros de otras localidades de Italia.

A 120 kilómetros de Túnez

La ola de refugiados procedente de Túnez a través del mar Mediterráneo ha vuelto a poner a la pequeña isla rocosa de Lampedusa, situada al sur de Sicilia, en el centro de la actualidad. Y no es la primera vez que la isla de solo 20 kilómetros cuadrados se convierte en punto de llegada de embarcaciones de inmigrantes, debido a su cercanía con África. Entre julio de 2008 y julio de 2009 más de 20.000 inmigrantes del norte de África llegaron a la isla en una peligrosa travesía marítima.

A solo 120 kilómetros de la costa de Túnez, Lampedusa es para muchos desesperados la puerta a Europa. En los últimos tiempos la estricta y controvertida política de repatriaciones del Gobierno conservador de Silvio Berlusconi hizo caer con fuerza el flujo de refugiados. Entre julio de 2009 y julio de 2010 solo llegaron poco más de 400.

La isla, que suma 4.500 habitantes, tiene dos campamentos de refugiados que fueron cerrados hasta hace poco.

Mientras tanto, el ministro de Asuntos Exteriores tunecino, Ahmed Unaies, presentó ayer su dimisión del Gobierno de transición del país, apenas dos semanas desde su nombramiento en sustitución de Kamel Morjane, informó la agencia oficial tunecina TAP. Unaies, de 75 años, había sido nombrado ministro de Asuntos Exteriores el 27 de enero cuando el primer ministro tunecino, Mohamed Ghanuchi, anunció un nuevo Gobierno de transición sin los hombres clave del anterior régimen.

Etiquetas