Internacional
Suscríbete

INSÓLITO CASO

El enigma del «chico del bosque»

Amnesia, fantasía o una trágica historia. Los medios británicos disparan las especulaciones en torno al misterioso adolescente que asegura haber vivido los últimos cinco años en un bosque alemán.

Amnesia, fantasía o una trágica historia. Los medios británicos disparan las especulaciones en torno al misterioso adolescente que asegura haber vivido los últimos cinco años en un bosque alemán y que la Policía no consigue identificar. Cuando Ray, de 17 años, apareció el 5 de septiembre en el Ayuntamiento de Berlín explicó en un perfecto inglés que no recordaba su apellido ni sus orígenes. Sus primeras palabras fueron: «Estoy solo en el mundo. No sé quién soy. Por favor, ayudadme».

La versión de que vivió en un bosque junto a su padre desde la muerte de su madre, cinco años antes, no acaba de convencer ni a la Policía ni a los escépticos periodistas británicos que rastrean sus pasos sin mucho resultado. El tabloide 'The Sun' ha recorrido el «bello» pero «inhóspito» Parque nacional de Bavaria donde sobrevivió a la intemperie y donde enterró a su padre para iniciar un periplo a pie de dos semanas hasta la capital alemana guiado únicamente por una brújula.

Los guardas de la reserva natural reconocen que hay muchos alimentos como setas y frutos salvajes que se pueden comer, pero que las duras condiciones climatológicas durante el invierno hacen casi imposible la supervivencia allí.

En una entrevista con 'The Sunday Telegraph', la funcionaria alemana que atendió a Ray en un primer momento revela que es rubio con ojos azules, que «no parecía un vagabundo» y estaba limpio. Fue ella quien le buscó alojamiento en un centro de menores y le ayudó a llegar allí en metro.

El joven -según el relato de la mujer- sacó varias monedas de su bolsillo y preguntó si tendría suficiente además de si podía comprar el billete en una maquina, algo que el periódico británico ha calificado de «sorprendente» para alguien que dice haber vivido de manera salvaje durante tanto tiempo.

Además, el «chico del bosque» parece estar en buena forma física y no presenta signos de violencia a excepción de una pequeña cicatriz. Quienes han pasado tiempo con él aseguran que es una persona amable que sabe como usar los cubiertos, ducharse y que disfruta jugando a los bolos y viendo la televisión, revela el 'Daily Mail'.

Ahora, la localización de Ray se mantiene en secreto para ahuyentar a los periodistas mientras es entrevistado por la Policía, psicólogos y expertos en idiomas que tratan de resolver el enigma de su origen. La Interpol investiga si el joven o su padre se encuentran en la lista de desaparecidos del Reino Unido o algún otro país.

Las autoridades alemanas saben que esta versión puede ser una fantasía inventada tras haber huido de casa. Tampoco se descarta que haya sufrido algún trauma que le haya llevado a adoptar la identidad del «chico del bosque».

Etiquetas