Despliega el menú
Internacional

COLOMBIA

El Ejército se infiltró en las FARC para liberar a los quince secuestrados

El Ejército de Colombia se infiltró en la cúpula de las FARC para liberar a quince secuestrados de esa guerrilla, entre ellos Ingrid Betancourt, e hizo creer a dos de sus vigilantes que iban a una cita con el máximo jefe rebelde, alias "Alfonso Cano", informó el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

"Estamos muy contentos, muy alegres, este es un gran golpe que nos debe alegrar a todos y al mundo entero", manifestó el ministro a la prensa.

Santos dio un parte de victoria sobre el rescate, sanos y salvos y sin disparar un tiro, de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, de tres estadounidenses y once militares y policías en los departamentos selváticos del Guaviare (sur) y Vaupés (sureste).

El ministro precisó que parte de los rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fueron liberados en un lugar entre las localidades selváticas de La Paz y Tomachipán (Guaviare, a unos 400 kilómetros al sur de Bogotá).

Explicó que militares infiltrados habían acordado con el "Comandante César" de las FARC para supuestamente llevar a los cautivos en helicóptero hasta donde se encontraba "Alfonso Cano", máximo jefe de las FARC desde mayo pasado, tras la muerte del fundador de esa guerrilla, Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda" o "Tirofijo".

"Teníamos un infiltrado que le dijo al 'Comandante César' que se subiera un poco (al helicóptero) para darle más confianza, para que sintieran que la operación era válida y genuina y eso fue, y lo neutralizamos ya estando dentro", señaló Santos.

"Siento una inmensa alegría, admiración por nuestros hombres, por nuestro hombres de la inteligencia del Ejército, por nuestros comandantes y un inmenso orgullo de ser colombianos", manifestó Santos.

Además de Betancourt fueron rescatados en esa operación los estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, así como once policías y militares.

Los liberados, que llevaban más de seis años en cautividad viajan a esta hora en helicóptero hacia la base aérea de Tolemaida, situada 160 kilómetros al sureste de Bogotá, donde serán saludados por el presidente Álvaro Uribe.

Etiquetas