Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

El detenido es un noruego de 32 años

Hasta ahora nunca había sido sospechoso para la policía.

El noruego de 32 años detenido por la policía de Oslo será acusado de los dos ataques del viernes, tanto las bombas en el distrito gubernamental como la masacre en un campamento juvenil, informó Øystein Mæland, jefe de las investigaciones, en conferencia de prensa desde la sede central de la policía.

El sospechoso, detenido tras la matanza en la isla e identificado por medios noruegos como Anders Behring Breivik, actuó en solitario, según las investigaciones policiales en curso.

En un registro efectuado en su domicilio tras los ataques la policía encontró varios mensajes colgados en internet con contenidos ultraderechistas y antimusulmanes, según declaraciones policiales a la cadena pública NRK.

Testigos relataron a ese mismo medio que el agresor entró en el campamento juvenil socialdemócrata con uniforme de la policía y se identificó como tal para acceder al recinto.

Según un guarda del campamento, el agresor explicó que iba a revisar la seguridad y, por lo que apreció, llevaba dos armas.

Etiquetas