Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Egipto

El caso del tiburón que espiaba para Israel

Varios ataques de escualos a turistas han generado todo tipo de especulaciones. Desde el Mossad hasta las pruebas nucleares, hay opiniones para todos los gustos.

Desde que un tiburón matara a una turista alemana en aguas del mar Rojo han surgido varias hipótesis para justificar la violencia de los escualos, incluyendo la supuesta responsabilidad del Mossad y presuntas pruebas nucleares en la zona.

El domingo pasado, una turista alemana de 70 años falleció en un ataque de un tiburón cerca de la localidad egipcia de Sharm el Sheij, cuatro días después de que otro escualo agrediera a cuatro turistas (tres rusos y un ucraniano), también en aguas de esta localidad, y les causara heridas graves.

Desde entonces, expertos en buceo y responsables oficiales han intentado explicar la violencia inusual de tiburones en esa zona del mar Rojo, e inclusive se ha llegado a acusar a Israel de estar detrás del fenómeno para atacar el turismo en Egipto.

Un buceador profesional en Sharm el Sheij, Mustafa Ismail, aseguró en la televisión estatal egipcia que los tiburones han sido colocados intencionalmente. Ismail explicó que un buceador israelí le dijo hace tres meses que habían encontrado en el puerto de Eilat un tiburón que llevaba un GPS y que en principio estaba programado para ir hacia Egipto.

La misma teoría de la conspiración israelí la defendió el gobernador del sur del Sinaí, Abdel Fatah Shusha, aunque luego se retractó.

La hipótesis más reciente es que podrían ser supuestas pruebas nucleares que se realizan en el golfo de Aqaba (cuyas costas comporten Israel, Egipto, Jordania y Arabia Saudí), y que causan emisiones que calientan el mar y estimulan a los tiburones. De esta manera, los ataques suponen una guerra biológica que busca arruinar el turismo egipcio, según la cadena de televisión de los Emiratos Árabes Al Arabiya.

Etiquetas