Despliega el menú
Internacional

BIRMANIA

EEUU eleva a 100.000 el número de muertos en Birmania

"Un sistema de alerta precoz es muy importante y efectivo, pues un ciclón se puede predecir con 48 horas de antelación, por eso pensamos que en Birmania las autoridades no habían establecido ningún sistema de este tipo, que hubiera salvado miles de vidas", dijo un portavoz de la ONU.

La cifra de muertos por el ciclón "Nargis" en Myanmar, la antigua Birmania, podría alcanzar las 100.000 personas, casi cinco veces más de los 22.500 fallecidos reconocidos hasta ahora por la Junta Militar birmana, según fuentes de la embajada de Estados Unidos en el país asiático."La información que estamos recibiendo indica que bien pueden haber más de 100.000 muertos en el área del delta", afirmó Shari Villarosa, encargada de negocios de la embajada estadounidense en Myanmar en una teleconferencia desde la capital, Rangún. Mientras , la ayuda de emergencia para el millón de damnificados por el paso del "Nargis', comienza a llegar a Myanmar, pero demasiado despacio. La Junta Militar aprobó el ingreso de un avión con 25 toneladas de ayuda humanitaria de Naciones Unidas, para atender las necesidades más urgentes y la ayuda del gobierno también comienza a aparecer pero con cuentagotas y mientras miles de personas permanecen aisladas.

 

El avión de la ONU, que lleva tiendas de campaña, mantas, generadores eléctricos, enseres de cocina y sistemas de purificación de agua, tiene además la misión de evaluar las necesidades más urgentes. El programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas comenzó a distribuir alimentos en los alrededores de Rangún. Estados Unidos, el Reino Unido, la Unión Europea y China han comprometido partidas económicas para financiar los esfuerzos de ayuda y un avión chino ya ha llegado a la ciudad con 60 toneladas de material. Además, Tailandia e India también enviaron ya alimentos, medicinas y dos buques de carga.

 

La Federación Internacional de la Cruz Roja ha hecho un llamamiento preliminar de cuatro millones de euros para la compra de material de primeros auxilios. Organizaciones internacionales de ayuda advirtieron que miles podrían resultar afectados por la escasez de alimentos y el brote de enfermedades, e hicieron un llamamiento urgente a la Junta para que permita el acceso a las zonas inundadas. Pero existe el temor de que la renuencia de los generales a permitir el ingreso de personal de ayuda humanitaria al país, pueda obstaculizar el esfuerzo.

 

Por el momento, los generales abrieron un ministerio de visas, para tramitar el ingreso de cooperantes extranjeros. Un portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas, (OCHA), Richard Horsey, dijo que el gobierno delegó la tarea en el vice canciller, Maung Myint, quien supervisará las solicitudes de las organizaciones de ayuda. Medios de comunicación estatales informaron el martes que ya ha sido confirmada la muerte de 22.464 personas y que otras 41.054 se encuentran desaparecidas.

 

Además, se estima que un millón han perdido sus casas. Pero las cifras podrían aumentar a medida que los equipos de rescate logren llegar a algunas de las áreas que resultaron aisladas. "Olviden la política, olviden la dictadura militar y tan solo dejen que llegue la ayuda a la gente que sufre y que muere mientras hablamos", espetó el primer ministro australiano, Kevin Rudd. El presidente de EEUU, George W. Bush, que en el pasado lideró las sanciones contra el régimen militar birmano, ofreció el apoyo de dos barcos de la armada estadounidense que están en la zona.

 

Desesperación

 

Vías y caminos todavía se encuentran bloqueados por árboles caídos y escombros, y algunos informes indican que muchos supervivientes están haciendo un largo, penoso y difícil viaje a través de áreas inundadas en las que flotan cadáveres de personas y animales en descomposición, para tratar de encontrar ayuda. "La gente no muestra ninguna emoción en sus rostros. Ellos nunca habían visto algo como esto", dijo un testigo. "Han perdido sus familias, no tienen ningún lugar donde resguardarse, no tienen nada para comer. Tampoco saben lo que les depara el futuro".

 

Según UNICEF, los supervivienes afrontan pésimas condiciones de higiene y no tienen acceso a agua potable ni otros servicios básicos. Las inundaciones podrían provocar brotes de malaria y dengue, al tiempo que otras enfermedades relacionadas con el agua como el cólera y la disentería, también amenazan a la población. Los supervivientes afrontan pésimas condiciones de higiene, no tienen acceso a agua potable, y hay un millón que no tienen refugio. Pero, además, vastas zonas del delta del río Irrawaddy permanecen aisladas, y expertos en el tema de ayuda humanitaria advierten que se requerirá un esfuerzo logístico masivo para prestar asistencia a los afectados.

 

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), anunció que está lista para enviar 22 toneladas de material de emergencia a Myanmar a través del punto fronterizo de Mae Sot en el noroeste de Tailandia. "Estamos trabajando estrechamente con las autoridades de Myanmar para poder transportar esta ayuda humanitaria por carretera desde Tailandia, así­ como otros a materiales de emergencia para el alojamiento provisional, como lonas impermeables y plásticos aislantes, desde Dubai hacia la ciudad de Rangún por avión", dijo Janet Lim, la Directora del ACNUR del Buró para Asia-PacA­fico.

 

Por el momento, ya están embaladas para su envío desde Tailandia lonas de plástico y tiendas de campaña, suficientes para albergar a unas 10.000 personas Manos Unidas anunció el envió de una primera partida de ayuda de emergencia, consistente en 50.000 euros que se canalizarán a través de de la Oficina Nacional de Karuna (Cáritas) Myanmar Social Services (KMSS). La ayuda se repartirá en tres de las diócesis más afectadas por el paso del ciclón Nargis: Rangún, Mawlamyine, y Pathein.

 

Un avión español

 

Por su parte, el portavoz socialista en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Congreso, Eduardo Madina, afirmó que España ya tiene listo para enviar un avión con ayuda de emergencia para los afectados por el ciclón Nargis, con alrededor de 13 toneladas, que incluirá material de agua y saneamiento, salud y cobijo, y será enviado desde la Base Area de Torrejón de Ardoz "en cuanto se den las condiciones para asegurar su entrega de la manera más eficaz posible a los damnificados".

 

El responsable socialista afirmó que el avión llegaría al aeropuerto internacional de Suvarnabhumi, en Bangkok, donde sería recibido por la Embajada de España en Tailandia. Allí, la carga se pondrá a disposición del corredor humanitario que está desplegando Naciones Unidas, que coordina el esfuerzo humanitario internacional para asistir a las víctimas en Birmania.

Etiquetas