Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ALIANZAS

EE. UU. responde al pacto nuclear Irán-Brasil

Clinton logra el respaldo de Rusia y China a esta iniciativa, que se debatió anoche en el Consejo de Seguridad.

Clinton, junto a Gates, secretario de Defensa, y Mullen, jefe del Estado Mayor.
EE. UU. responde al pacto nuclear Irán-Brasil
CHIP SOMODEVILLA/AFP

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció ayer que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha logrado un acuerdo sobre un "borrador" de "fuertes" sanciones contra Irán, texto que iba a ser enviado a los miembros esta madrugada.

"Hemos alcanzado un acuerdo sobre un borrador que haremos circular hoy -por ayer-", explicó Clinton al inicio de una audiencia en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, sobre el acuerdo Start de desarme nuclear firmado entre Estados Unidos y Rusia.

La secretaria de Estado, que no ofreció detalles sobre el contenido del borrador, aseguró que el acuerdo ha sido alcanzado "con la cooperación de Rusia y China", dos de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU.

Clinton afirmó que pasó la mañana al teléfono con el canciller ruso, Sergey Lavrov, dando los toques finales a la resolución sobre las sanciones.

La secretaria de Estado hizo ese anuncio un día después de que Turquía, Irán y Brasil anunciasen un acuerdo para el intercambio de uranio de bajo enriquecimiento.

Sinceros esfuerzos

La diplomática dijo que EE. UU. reconoce "los sinceros esfuerzos de Turquía y Brasil para encontrar una solución respecto al enfrentamiento de Irán con la comunidad internacional sobre su programa nuclear".

Sin embargo, añadió, el llamado grupo 5+1, compuesto por Rusia, China, EE. UU., el Reino Unido, Francia y Alemania, así como los representantes de alto rango de la Unión Europea, intentan recabar el apoyo internacional "a favor de una resolución con sanciones fuertes" que, a su juicio, enviará "un mensaje inequívoco sobre lo que se espera de Irán".

Según explicó Clinton en la audiencia, a Estados Unidos no le basta que Irán convoque una rueda de prensa para hacer una declaración.

"Irán tiene que transmitir de forma clara y con autoridad al Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) cuál es su posición y qué está preparando, antes de que una oferta de Irán pueda considerarse legítimamente por la comunidad internacional", insistió Clinton.

Agregó que, a su juicio, esa condición "no ha ocurrido", aunque reconoció que la eliminación de una parte significativa de uranio de bajo enriquecimiento del territorio iraní "sería un paso positivo". Sin embargo, están "seriamente preocupados por un número de temas ausentes de la declaración" del lunes, principalmente la negativa de Irán de suspender su enriquecimiento de uranio a niveles de cerca del 20%, enfatizó Clinton.

Según ella, Irán viola sus obligaciones internacionales al "continuar acumulando uranio", sin importar si logra acuerdos sobre las preocupaciones respecto al reactor nuclear en Teherán.

Se prevé que el borrador de resolución, que debía ser presentado a los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU ayer por la tarde (la madrugada en España), incluya sanciones económicas más amplias contra funcionarios e instituciones iraníes.

El acuerdo suscrito en Teherán el lunes aborda el intercambio de uranio al 3,5% con el combustible nuclear al 20% "y nada tiene que ver con el enriquecimiento de uranio (en Irán)", según explicó el portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast.

En la misma audiencia, Clinton urgió la aprobación del nuevo tratado Start, por considerar que este hará de EE. UU. "un país más seguro".

"Si este tratado es ratificado, brindará estabilidad y transparencia" en la relación entre Estados Unidos y Rusia, dijo Clinton.

Enriquecimiento de uranio

Mientras tanto, el portavoz del ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Ramin Mehmanparast, aseguró ayer que el acuerdo para el intercambio de uranio que Irán firmará el próximo lunes con Brasil y Turquía no está vinculado en manera alguna con el programa de enriquecimiento iraní. En su rueda de prensa semanal, el funcionario señaló, asimismo, que su país confía en una respuesta "rápida y positiva" del Organismo Internacional de la energía Atómica (OIEA) sobre el citado pacto.

"El intercambio del uranio, además de crear confianza, tiene otro significado, y es que dará a Irán el derecho a proseguir con el enriquecimiento", agregó.

Mehmanparast evitó aclarar, no obstante, si su país está dispuesto a interrumpir el enriquecimiento, como le exigen las grandes potencias.

Horas antes de la declaración de Clinton, Mehmanparast aseguró que su país esperaba una respuesta positiva al acuerdo y volvió a recordar que la pelota se hallaba ahora en el tejado del OIEA y Occidente. "Un acuerdo entre el grupo de Viena e Irán asfaltará el terreno, servirá para cambiar el ambiente y preparará la senda hacia otras negociaciones", afirmó.

Etiquetas