Despliega el menú
Internacional
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesCarles Puigdemont, detenido en Cerdeña (Italia) por la orden de busca y captura del Supremo

FILTRACIONES

EE. UU. dice que la corrupción se ha "institucionalizado" en Marruecos con Mohamed VI

Wikileaks desvela que las inversiones extranjeras en ese país dependen del rey.

Entre el 50 y el 70% del Ejército de Marruecos está desplegado en el Sahara y los altos mandos militares del reino alauí destinados en la antigua colonia española se aprovechan de su posición para "desviar fondos" procedentes de los contratos y para "influir en las decisiones empresariales", según revela un nuevo cable difundido ayer por Wikileaks.

Asimismo, otro documento indica que la corrupción se ha "institucionalizado" con Mohamed VI y que todas las inversiones extranjeras en Marruecos dependen de la decisión de "tres individuos" que tienen "influencia e intereses comerciales en todos los proyectos estatales importantes", entre los que destaca "el propio Rey".

Un cable calificado como "secreto" y remitido por la Embajada de Estados Unidos en Rabat a la Secretaría de Estado en Washington en agosto de 2008 indica que el Ejército de Marruecos se caracteriza por "la corrupción, la ineficacia burocrática, el bajo nivel de formación de los mandos, la amenaza periódica de radicalización de sus soldados, la marginación política y el despliegue de la mayoría de sus efectivos en el Sahara".

Según el cable, "clasificado por el embajador Thomas T. Riley", el Ejército marroquí, que contaba por entonces con alrededor de 200.000 soldados, es una institución "excesivamente gravosa" que destina entre el 50 y el 70% de sus militares al Sahara. Por las fechas en que se emitió el cable, solo estaba operativo "el 40% de estos soldados".

El informe secreto indica también que "Marruecos no considera que el Frente Polisario sea una amenaza militar convencional" y que "por lo general se ha abstenido de cometer los clásicos atentados terroristas con bomba".

Asimismo, precisa que, "pese a que el espectro ha surgido en algunas ocasiones, no hay indicios de ninguna actividad salafista entre la población indígena saharaui".

Uno de los puntos más duros del cable se refiere a la corrupción, que "es prevalente en todos los niveles de la sociedad marroquí y en el Ejército", en especial "en sus más altos rangos".

Diferencia con Hassan II

Durante el reinado de Hassan II había prácticas de corrupción, pero esta se ha vuelto mucho más institucionalizada con Mohamed VI", añade el cable. "El único tema sobre el que la mayoría de los marroquíes se atreven a rumorear es el referente a los intereses comerciales del rey y de algunos de sus asesores en los proyectos estatales importantes", indica el Consulado estadounidense en Casablanca.

Etiquetas