Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

EE.UU.

EE.UU. aparca la contienda política para recordar el atentado de las Torres Gemelas

Los candidatos demócrata y republicano a la Presidencia salen a la calle junto a miles de estadounidenses para conmemorar el séptimo aniviersario de la matanza que dejó 2.749 víctimas.

Siete años después de los atentados que dejaron 2.749 víctimas en Nueva York el 11 de septiembre de 2001, los estadounidenses salen de nuevo a la calle para recordar el mayor ataque terrorista de la Historia, cuando dos aviones secuestrados por terroristas islamistas derrumbaron las Torres Gemelas y destruyeron parte del Pentágono en Washington, símbolos del poder de EE.UU.

Familiares y amigos de las víctimas estarán arropados por el resto de ciudadanos en los numerosos actos de homenaje previstos y a los que se sumará la clase política. Así, los candidatos a la presidencia de EE.UU., el demócrata Barack Obama y el republicano John McCain, han anunciado que dejarán la contienda política y visitarán juntos la Zona Cero de Nueva York para conmemorar el séptimo aniversario.

Ambos candidatos, que acudirán a la zona donde se encontraban las Torres Gemelas, en el centro financiero de Nueva York, han señalado en un comunicado que "todos los que se concentraron el 11 de septiembre -no como demócratas o republicanos, sino como estadounidenses, en los pasillos llenos de humo, en las escaleras del capitolio, que acudieron a los bancos de sangre y a las vigilias- estuvieron unidos como una única familia estadounidense".

Está previsto que los contendientes de la carrera a la Casa Blanca agradezcan también la labor de los bomberos, la policía y los servicios de asistencia de emergencia; "ejemplo heroico y desinteresado para todos aquellos hombres y mujeres que sirven hoy en defensa de la libertad y la seguridad tras los ataques a Nueva York, al Pentágono, y a Shanksville (Pennsylvania)".

Reconstrucción de la Zona Cero

Pasados siete años de los ataques, la Zona Cero continúa siendo un inmenso agujero. Grúas, maquinarias diversas de construcción y unos 2.000 operarios forman parte de un paisaje que parece hacerse eterno ante los retrasos y los problemas de presupuesto que está teniendo la reconstrucción del nuevo World Trade Center.

Un año atrás, los responsables del proyecto, la empresa Silverstein y el Port Authority -encargado del transporte público de Nueva York y de la ciudad vecina de Nueva Jersey-, anunciaban a bombo y platillo que el nuevo centro financiero sería una realidad entre 2010 y 2012. Un año después, las fechas del final de las obras continúan siendo una incógnita y el único avance tangible son las primeras vigas de acero del museo instaladas el pasado 2 de septiembre.

Los responsables del proyecto justifican el retraso por la "complejidad" del mismo. En total, el nuevo proyecto de la Zona Cero consiste en seis edificios dedicados a oficinas y zona comercial; una área en memoria de las víctimas, el Memorial y el Museo dedicado a las personas fallecidas, un centro de las artes y una estación de transporte diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava consistente en una planta subterránea libre de columnas que encarecía en cientos de millones de dólares la obra.

Etiquetas