Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

Revuelta popular en Libia

Se extienden las protestas contra Gadafi

Las fuerzas del líder libio han entrado en la academia de la Fuerza Aérea en Al Zawiya, ciudad en manos de la oposición, para llamar a los estudiantes a atacar la ciudad.

Un niño observa los vehículos quemados en el patio de una estación de policía en Tobruk (Libia)
Un niño observa los vehículos quemados en el patio de una estación de policía en Tobruk (Libia)
EFE

Las fuerzas de seguridad del líder libio, Muamar al Gadafi, entraron en la academia de la Fuerza Aérea en Al Zawiya y llamaron a los estudiantes a unirse a ellas para atacar esta ciudad, según ha relatado un testigo a la cadena televisiva Al Arabiya.

Al Zawiya, situada a unos 50 kilómetros al oeste de Trípoli, cayó en manos de la oposición el domingo pero al parecer, las tropas de Gadafi estarían intentando recuperarla.

En Misurata continuaron los enfrentamientos entre tropas de Gadafi y opositores, según informaron habitantes de esta ciudad occidental. Fuentes opositoras informaron de que los manifestantes contrarios a Gadafi consiguieron derribar un helicóptero militar en esta localidad.

La oposición también informó de las primeras protestas contra el líder libio en otra ciudad occidental, Gadames. Mientras, en la capital, Trípoli, aún en manos de Gadafi, sus tropas leales dispersaron con disparos al aire una a unas 500 personas que pretendían manifestarse contra el régimen.

Nuevas instituciones en las ciudades «liberadas»

Mientras tanto, la oposición en la ciudad de Bengasi, en el este de Libia, comenzó a preparar una transición del poder y a crear nuevas instituciones políticas en las ciudades «liberadas».

El ex ministro de Justicia Mustafa Abdel Yalil formó en Bengasi, la segunda ciudad más grande de libia, un Consejo Nacional Libio para dar un rostro político a la revolución.

Yalil negó en declaraciones a Al Arabiya que mantenga contactos con Estados Unidos y aseguró que la población libia rechaza toda injerencia extranjera en el país. «Cualquier soldado que entre en Libia se verá enfrentado a una fuerza mayor que la que han encontrado los mercenarios de Gadafi», advirtió el ex ministro.

A Bengasi comenzó a dirigirse también la ayuda internacional. Varios convoys con suministro médico, doctores y voluntarios cruzaron la frontera egipcia después de que los hospitales de la ciudad anunciase que no cuentan con infraestructura suficiente para los heridos.

También desde Francia partieron dos aviones con personal y suministro médico con destino a Bengasi. Según el primer ministro galo, es el comienzo de una «masiva operación de ayuda» para los habitantes de las zonas liberadas.

Desde la comunidad internacional arreciaron hoy las críticas al régimen libio y la Unión Europea aprobó finalmente un paquete de sanciones contra Gadafi, sus familiares y colaboradores.

Etiquetas