Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REVUELTAS

Manifestación contra los cascos azules en Haití

Cientos de haitianos culpan, en Puerto Príncipe, de la epidemia de cólera que sufre el país a la misión de Naciones Unidas.

Varios manifestantes provocan un fuego ayer en una protesta contra la Minustah.
Manifestación contra los cascos azules en Haití
A. MARTíNEZ CASARES/EFE

La policía haitiana dispersó ayer con gases lacrimógenos a varios cientos de manifestantes que exigían en Puerto Príncipe la salida de la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah), a la que algunos sectores culpan de la epidemia de cólera que sufre el país.

La situación se volvió tensa cuando los agentes comenzaron a lanzar gases lacrimógenos a la altura de la avenida La Lue y a dispersar violentamente a los manifestantes, según denunció el dirigente político Simeon Wisly, líder de uno de los movimientos de la plataforma Liberation.

La protesta, explicó , comenzó con normalidad frente al Ministerio de Salud Pública y recorrió la plaza de Champ de Mars, frente al semiderruido palacio nacional, donde se asientan varios campamentos de desplazados del terremoto de enero.

Los manifestantes pretendían dirigirse a la sede de la Minustah cuando comenzó el lanzamiento de los gases, al que muchas personas respondieron arrojando piedras y botellas a los agentes, incluso desde los campamentos, donde algunos ocupantes se unieron a los manifestantes. Los gases, según denunciaron varias personas, afectaron a algunos niños que quedaron inconscientes.

En las inmediaciones se pudo observar a personas muy nerviosas y a familias que corrían, tratando de huir, como una mujer que se marchó a toda prisa en compañía de sus hijos. Otra buscaba a sus dos niños, inquieta ante la situación de los menores, a quienes había dejado bajo una carpa en el campamento.

Julien Gregory, quien se identificó como presidente del campo Petion, dijo que la policía lanzó los gases sin control.

Jóvenes habitantes de los campamentos llamaron a la "revolución", mientras grupos de estudiantes gritaban "Fuera cólera" y "Esta gente ha hecho demasiado", en un mensaje destinado a la Minustah, contra la que iba dirigida la manifestación. La protesta estaba convocada en contra de la misión de la ONU en el día en que se conmemoraba la batalla de Vertieres (1803), la última antes de la independencia de Haití, donde ayer fue jornada festiva.

Tras ser dispersados, los manifestantes se concentraron en distintos puntos, como la facultad de Etnología, donde comenzaron a circular por grupos y a expresar su protesta, en algunos casos, frente a los vehículos de las patrullas policiales desplegadas.

El centro de la capital quedó en una situación de tensa calma, con bloques de hormigón colocados para interrumpir el tráfico, neumáticos y contenedores volcados y escaso tránsito de vehículos.

Tres personas han muerto y más de 30 han resultado heridas en incidentes ocurridos en Haití el martes y el miércoles en protestas contra la Minustah al considerar que personal del contingente nepalí llevó el cólera al país, aunque la misión ha negado reiteradamente estas acusaciones.

Etiquetas