Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

GOLPE A LA MAFIA

Detenido en Barcelona uno de los miembros más buscados de la camorra napolitana

Mario Santafede, de 55 años, está inscrito en la lista de los delincuentes más peligrosos y perseguidos de Italia y sobre el pesan 14 años de condena en sentencia firme, dictada por el Tribunal de Apelación de Roma.

La Policía Nacional ha detenido en un piso de Barcelona, en una operación conjunta con la policía italiana, a un presunto miembro de la Camorra, la mafia napolitana, considerado uno de los hombres más buscados por las fuerzas de seguridad de Italia.

Según han informado fuentes de la investigación, este supuesto miembro de la Camorra, Mario Santafede, de 55 años y que se encontraba en fuga desde 2004, ha sido detenido en un apartamento de la capital catalana.

Sobre Santafede, condenado a 14 años de prisión por "asociación de malhechores con fines de tráfico de droga", pesaba una orden internacional de busca y captura.

 

Santafede, que será trasladado en las próximas horas a la Audiencia Nacional en Madrid, está inscrito en la lista de los delincuentes más peligrosos y perseguidos de Italia y sobre el pesan 14 años de condena en sentencia firme, dictada por el Tribunal de Apelación de Roma.

Las autoridades italianas están investigando además su participación en al menos tres asesinatos perpetrados en Italia, y presuntamente ordenados por él.

Ante la supuesta peligrosidad del detenido y la posibilidad de que contase con un servicio de protección, la detención fue practicada por el Grupo de Operaciones Especiales (G.O.E.S ) de la Jefatura Superior de Policía en la región de Cataluña (noreste).

Santafede llevaba oculto en España hacía varios años, desde donde dirigía las operaciones de tráfico de estupefacientes desde diversos países de Sudamérica hasta Italia, dónde mantenía contacto con los principales "capos" de la camorra napolitana.

El detenido residía en un exclusivo y lujoso apartamento de 200 metros cuadrados, donde llevaba un alto nivel de vida, señaló el ministerio del Interior.

El mafioso extremaba las medidas de seguridad e incluso había conseguido modificar su aspecto físico a base de entrenamiento diario, por lo que en un primer momento se llegó a dudar de que se tratara de Santafede.

En el registro de la casa se encontraron teléfonos celulares, una carta de identidad italiana falsificada y documentación británica también falsificada, así como diferentes artículos de lujo.

Este verano se ha detenido en Cataluña a dos supuestos miembros más de la Camorra napolitana, también en operación conjunta, en estos casos entre la Guardia Civil y la policía italiana. Se trata de Patrizio Bosti, de 49 años, arrestado cuando cenaba el 9 de agosto en un restaurante de Platja d'Aro (Girona), y Raffaele Laurenti, de 31 años, que fue localizado en un piso de Barcelona.

Etiquetas