Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REINO UNIDO

Desactivan una bomba de 270 kilos en Irlanda del Norte

Las fuerzas de seguridad de Irlanda del Norte están muy preocupadas por el tamaño de la bomba que se desactivó este martes en una zona rural de South Armagh, en Irlanda del Norte, muy cerca de la frontera con la República de Irlanda. Al parecer, disidentes republicanos querían hacerla estallar al paso de una patrulla de la Policía, pero de haber explotado podría no sólo haber matado a los agentes sino a vecinos de la zona, porque estaba colocada cerca de varias viviendas. El artefacto, de 270 kilos, es doble de la que se usó en el atentado de Omagh, en agosto de 1998, en el que murieron 29 personas.

"Su objetivo era la Policía, pero no les importaba a quiénes podían matar o herir", aseguró uno de los responsables de la operación, Sam Cordner. Las fuerzas de seguridad de la zona, incluidos helicópteros del Ejército británico y soldados de sus homólogos irlandeses, llevaban días buscando dicho artefacto, después de que el martes de la semana pasada un periódico de la zona recibiese una llamada alertando de su colocación. Esa operación llevó a la evacuación de viviendas y un caos circulatorio que sufrieron durante días los vecinos de la zona.

El condado de South Armagh es un bastión del IRA Auténtico, una escisión del Ejército Republicano Irlandés, al que se atribuyó el atentado de Omagh que perpetró por no estar de acuerdo con el proceso de paz. El mes pasado miembros de esa organización, enmascarados y armados con rifles AK-47 y granadas, desafiaron a la fuerzas de seguridad en un pueblo de ese condado. Ese episodio causó mucha polémica, sobre todo entre unionistas, porque al parecer la policía no se enfrentó a ellos.

Desde principios de este año se ha intensificado la actividad del IRA Auténtico y del IRA de Continuidad. La bomba desactivada ayer es el último intento importante, pero anteriormente consiguieron su objetivo cuando mataron a dos soldados y a un policía en marzo. Estos disidentes republicanos están en contra de que gobiernen conjuntamente el Ulster el Sin Fein, el brazo político del IRA, y los unionistas, sus rivales de toda la vida.

Precisamente el Sinn Fein manifestó ayer su preocupación ante este atentado frustrado. El diputado de este partido por Newry y Armagh, Conor Murphy, retó a los responsables a que explicasen por qué lo habían hecho: "¿Cómo va esto a ayudar a avanzar en la lucha por la libertad irlandesa?".

Etiquetas