Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

DICTADURA

Cuba acerca a los reos políticos a sus hogares

El disidente en huelga de hambre Guillermo Fariñas reconoce la mediación de la Iglesia.

Raúl Castro, el miércoles con el arzobispo de La Habana.
Cuba acerca a los reos políticos a sus hogares
RAúL ABREU/EFE

El Gobierno de Cuba comenzará hoy a trasladar a presos políticos y de conciencia a cárceles situadas en sus lugares de procedencia e ingresará en hospitales a todos estos presos que se encuentren enfermos, según confirmó el opositor cubano Guillermo Fariñas, que mantiene desde el pasado 24 de febrero una huelga de hambre y sed por la excarcelación de 26 opositores presos enfermos.

"El general Homero Acosta, secretario ejecutivo del Consejo de Estado, informó al cardenal Ortega de que a partir del lunes relocalizarán a todos los presos políticos y de conciencia que no estén en su provincia de origen y que aquellos que estén enfermos, serán hospitalizados", aseguró Fariñas. "Estos son dos pasos previos que va a dar el Gobierno que se volverá a reunir con la Iglesia a finales de esta semana para debatir sobre liberaciones", añadió.

Según Fariñas, el obispo auxiliar de La Habana, monseñor Juan de Dios Hernández, le visitó el sábado en el hospital donde está internado y le dijo que esa información fue ofrecida a la Iglesia el viernes por el secretario del Consejo de Estado de Cuba, Homero Acosta. En estas conversaciones, dijo, se habló de presos políticos, de las Damas de Blanco, de su huelga de hambre y de la inminencia de su muerte. El Gobierno cubano "se mostró muy receptivo y acordaron comenzar a dar pasos para la resolución de estas preocupaciones de la Iglesia", añadió.

El opositor cubano, por el momento, se muestra reticente a valorar estos pasos. "Creemos en Dios y en los representantes de Dios en la Tierra y por eso los hemos aceptado como mediadores, pero habrá que esperar al lunes", dijo. "Si eso ocurriera, es algo que se está normalizando por parte del Gobierno, pero no es lo que estamos buscando con esta huelga de hambre, sino que los 26 (prisioneros políticos que se encuentran en delicado estado de salud) sean puestos en libertad", añadió Fariñas.

El opositor cubano en huelga de hambre dice haber pasado "dos días mal", padeciendo fiebres, cistitis y cólicos nefríticos como consecuencia de la huelga de hambre que mantiene desde hace casi tres meses.

Por otro lado, el ministro de Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, aseguró que en Cuba se trata con "dignidad" a todos los presos y considera incluso que el sistema penitenciario de la isla es "el más humano del planeta". En cuanto a la huelga de hambre que mantiene Guillermo Fariñas, confió en que quienes le están "manipulando" dejen de hacerlo, pero advirtió de que en ningún caso el Gobierno cubano ordenará su "alimenación forzada" porque sería una humillación.

Etiquetas