Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ECUADOR

Correa pide a la oposición que reflexione tras su "contundente" triunfo en el referéndum

El presidente ecuatoriano aseguró que "gracias a Dios, el pueblo nos ha dado un gran espaldarazo" al aprobar el proyecto de Constitución, la vigésima del país.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, pidió a "ciertas elites" de la oposición que reflexionen, tras lo calificó como victoria "contundente" del "sí" en el referendo constitucional que él impulsó y que se celebró este domingo.

En una reunión con la prensa extranjera en el Palacio de Carondelet, sede del Gobierno, Correa aseguró que "gracias a Dios, el pueblo nos ha dado un gran espaldarazo" al aprobar el proyecto de Constitución, la vigésima del país.

"El triunfo no es de Correa, sino del pueblo ecuatoriano que tenía una gran voluntad de cambio", dijo el presidente.

Las últimas cifras oficiales facilitadas por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), con el 82,4 por ciento de los votos escrutados, dan al "sí" un 64,02 por ciento de los votos, y al "no" el 28,14 por ciento, mientras que los votos nulos representan el 7,17 por ciento y los votos en blanco el 0,68.

Se refirió también a la situación en Guayaquil, la principal ciudad del país, donde, con el 91,63 por ciento de votos escrutados, el "sí" tenía el 45,66 por ciento de apoyo, mientras que el "no" se situaba en el 47,01 por ciento, los votos nulos el 6,83 y los votos en blanco el 0,50.

Para Correa, el hecho de haber perdido en esa ciudad, algo que la oposición destaca, no es argumento ante la victoria del "sí" en el cómputo de todo Ecuador, pese a que "ciertas elites separatistas tengan afán en tener un mundo aparte".

Se refería en particular a su principal opositor, el social cristiano Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil, aunque este ha reiterado que no se confunda la autonomía municipal que defiende con el separatismo.

Según Correa, pese a que gane el "no" en esa ciudad, de donde es oriundo, con el "criterio" de esas elites "yo no sería presidente, porque también perdí allí en las elecciones" presidenciales del 2007.

Por eso "me parece tremendamente grave" esa posición, afirmó el presidente, y, tras pedir a la oposición "que reflexione", reiteró su deseo de diálogo con una "oposición democrática", una "oposición sana que estuvo por el 'no'".

Pero insistió en que "no acepta mentiras", como las que a su juicio lanzó Nebot al hablar, según Correa, de que con la nueva Constitución se le quitarían recursos al municipio, algo que el presidente calificó de "falta de ética" y de "manipulación".

Preguntado sobre si se postularía por su movimiento, Alianza País, para las elecciones presidenciales y generales, previstas, según la nueva Constitución, para el primer trimestre del próximo año, Correa afirmó estar "para servir a la patria" y no tener "interés en el poder".

De todos modos, aclaró que, pese a estar cansado, estará "donde me lo pida mi movimiento", aunque seguro que allí "también tengo oposición".

Etiquetas