Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

COREA DEL NORTE

Corea del Norte desafía a EEUU y restituye la actividad en su principal reactor nuclear

Pyongyang adopta esta "contramedida" por la demora de Washington en sacarle del 'eje del mal'

El Gobierno norcoreano confirmó este viernes lo que hasta ahora sólo era una amenaza. Pyongyang anunció que ha iniciado la reconstrucción de su mayor reactor nuclear, el de Yongbyon, tras suspender el desmantelamiento de sus instalaciones como "contramedida" a que Estados Unidos no le haya eliminado de su 'lista negra'. "Ahora que los verdaderos colores de Estados Unidos han salido a la luz, la República Popular Democrática de Corea no desea ser sacada de la lista de Estado patrocinador del terrorismo", advierten.

Corea del Norte había comenzado a desmantelar sus principales instalaciones nucleares en noviembre de 2007 y meses después, en junio de este año, facilitó una lista de sus programas. De esta forma, llevó a la práctica parte de los acuerdos alcanzados el pasado año en las negociaciones a seis bandas, con presencia de Estados Unidos, las dos Coreas, China, Japón y Rusia, pero ha deshecho el camino andado después de no recibir las contraprestaciones prometidas.

Washington prometió sacar a Pyongyang de la lista de países que patrocinan el terrorismo, pero impuso como requisito extra que el país asiático ratificase una declaración en la que dé su visto bueno a una norma internacional que no haría sino verificar el documento de junio. Sin embargo, no se dio este último punto y, con él, cayeron todas las esperanzas en cadena, hasta llegar a lo ocurrido este viernes, cuando el régimen norcoreano dio por suspendido el "desmantelamiento de sus instalaciones nucleares".

Ni lo ha hecho ni lo hará

Además, un portavoz del Ministerio de Exteriores confirmó que, desde hace "algún tiempo", las autoridades trabajan para "restablecer las instalaciones de Yongbyon a su estado original", en alusión a su principal reactor. En una entrevista a la Agencia Central de Noticias, el portavoz del Ejecutivo calificó esta decisión de "contramedida" a la negativa de Estados Unidos de sacarle del 'eje de mal', donde se encuentran países como Irán o Siria.

No obstante, añadió, "ahora que los verdaderos colores de Estados Unidos han salido a la luz, la República Popular Democrática de Corea no desea ser sacada de la lista de 'Estado patrocinador del terrorismo' ni espera que esto ocurra".

El pasado día 3, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Robert Wood, se refirió a unas informaciones que ya daban por seguro la reapertura de Yongbyon lamentando que "el proceso no está moviendo en la dirección deseada", según informaciones de la CNN. El propio Wood reconoció que estas trabas se deben a que Washington no elimina a Corea del Norte de su 'lista negra', aunque lo sigue supeditando a la verificación de las intenciones de la otra parte.

Etiquetas