Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

LA CARRERA HACIA LA CASA BLANCA

Clinton tira de chequera para salvar la campaña

Dos minutos después de los agradecimientos, Hillary Clinton ya estaba pidiendo donaciones, en plena celebración de su victoria en Indiana. "Sólo podemos ganar si seguimos siendo competitivos con un rival que nos triplica económicamente", justificó.

Era fácil adivinar que su campaña está en apuros económicos, pero lo que se supo poco después es que ha tenido que prestarle 6.4 millones de dólares de su bolsillo. Se trata del segundo gran desembolso económico que ha tenido que hacer para mantener sus aspiraciones a flote, después de que en enero se prestase 5 millones de dólares. "Es una prueba de mi compromiso con esta campaña y de lo mucho que creo en ella", declaró en Shepherdtown (West Virginia).

Los críticos lo veían más como una muestra de su agonía, y algunos incluso dudaban de que en las siguientes 24 horas a su victoria en Pensilvania hubiera recibido los 10 millones de dólares en donaciones que dice.

Obama ha demostrado ser una máquina de hacer dinero gracias a los pequeños pero numerosos apoyos que recibe por internet. Su acaudalada cuenta corriente le ha permitido doblar e incluso triplicar sistemáticamente la inversión de Clinton en anuncios de televisión, que por otro lado es mucho más conocida por sus ocho años de primera dama. Pese a ello, la senadora de Nueva York dice estar determinada a seguir en la competición "hasta que haya un nominado", dijo ayer. "Y voy a trabajar tan duro como pueda para ser ese nominado, porque estoy convencida de que soy la candidata más fuerte para vencer a John McCain en noviembre".

Clinton recordó que su marido no cerró la nominación del partido hasta mitad de junio, e insistió en que "si tuviéramos las reglas de los republicanos (donde el ganador se lleva todos los delegados del estado, en vez de repartirse proporcionalmente), yo ya sería la nominada. Y si ellos tuvieran las nuestras, todavía seguirían luchando".

Etiquetas