Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

EEUU

Clinton, la espina clavada de Obama

La cita de los demócratas a partir del próximo 25 de agosto en Denver, Colorado, promete convertirse en una verdadera olla a presión. El pasado jueves, Obama quiso tender una mano a su contrincante demócrata, Hillary Clinton, añadiéndola como candidata presidencial en la papeleta de la Convención Nacional Demócrata, todo un detalle.

"Estoy convencido que honorar de esta manera la histórica campaña de la senadora Clinton nos ayudará a celebrar este momento de definición en nuestra historia y reunir al partido de manera fuerte y unida," explicó Obama en un comunicado.

Sin embargo, mientras la senadora de Nueva York ha prometido por activa y por pasiva que votará por Obama durante la convención, lo cierto es que muchos demócratas podrían seguir demostrando su fiel apoyo a la ex primera dama. De hecho, uno de los antiguos contadores de votos de delegados, Matt Seyfang, reconoció a la publicación Politico, que "poniendo su nombre en la nominación, están restando atención a Obama".

De hecho, se rumorea que la mitad de los congresistas demócratas podrían llegar a votar por Clinton, lo que pondría en evidencia la victoria de Obama. La legisladora Loretta Sanchez se ha mostrado "feliz" por tener la oportunidad de poder votar por la ex candidata presidencial en la Convención.

Sanchez cree que "existen muchos superdelegados que podrían votar por la senadora, especialmente ahora que se ha incluído su nombre en la papeleta". "Creo que Hillary cuenta con muchos apoyos en el Congreso, especialmente entre las mujeres. Ella es la que más experiencia tiene y la mejor candidata para los demócratas", añade.

Etiquetas