Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

GEORGIA

Cientos de miles de georgianos protestan en las calles de Tiflis contra la "agresión rusa"

El centro de Tiflis estuvo paralizado este lunes por una gigantesca manifestación para denunciar la "agresión rusa", en lo que responsables georgianos definieron como la mayor demostración popular en la historia del país. "Georgia está unida como nunca antes. Somos un millón de personas en las calles", afirmó el presidente georgiano, Mijail Saakashvili, desde la plaza central de Tiflis, ante una multitud que ocupa las principales arterias de la capital.

"Europa entera, el mundo entero, están con nosotros", prosiguió Saakashvili, que estaba acompañado por su esposa y sus dos hijos. "Vamos a volver a nuestras casas" en Abjasia y en Osetia del Sur, regiones separatistas cuya independencia ha sido reconocida por Moscú, afirmó el presidente, asegurando que Georgia iba a vencer gracias a su unidad.

El ministro adjunto de Relaciones Exteriores, Guiga Bokeria, declaró que se habían contabilizado más de 300.000 manifestantes en las calles de la capital. "Es la mayor manifestación en la historia de Georgia. Según nuestras estimaciones, más de un millón de personas están participando en la cadena humana a través de Georgia", dijo Bokeria.

Estas manifestaciones coincidieron con la celebración en Bruselas de una cumbre extraordinaria convocada por la presidencia de turno de la Unión Europea (UE). El objetivo de la cumbre era alcanzar una postura común sobre la manera de gestionar la crisis ruso-georgiana y sobretodo concretar la actitud a adoptar con Rusia.

En Tiflis, entre los manifestantes, que se concentraron en las principales arterias de la ciudad, principalmente en la avenida Rustaveli, se podían observar muchas caras pintadas de rojo y blanco y a juego con las numerosas banderas de Georgia. Entre ellas destacaba una gran bandera de la Unión Europea y pancartas pidiendo "Stop Russia" (paren a Rusia), algunas de ellas de semejante tamaño que cubrían las fachadas de los edificios. En otra pancarta, de unos cuatro por diez metros, aparecía la fotografía de una mujer aparentemente herida por la ofensiva rusa. Los manifestantes gritaban "`Georgia, Georgia!".

En el resto del país también se organizaron manifestaciones simultáneas en las principales ciudades. En Gori, cercana a la región separatista de Abjasia del Sur y una de las ciudades más afectadas por la invasión rusa, participaron unas 10.000 personas, según las televisiones locales.

En Poti, en el mar Negro, en el extremo oeste del país, cerca de 15.000 personas formaron una cadena humana desde el centro de la ciudad hasta la salida norte, donde las tropas rusas todavía mantienen una posición cerca de un puente sobre el río Rioni. En la prisión de Kutaisi, en el centro del país, los detenidos también organizaron una cadena humana, según las imágenes difundidas por la televisión Rustavi2.

Más allá de las fronteras de Georgia, también se convocaron manifestaciones similares, donde decenas de personas se reunieron en ciudades europeas como Londres, Atenas o Milán. Las televisiones georgianas también han mostrado imágenes de manifestaciones en Los Ángeles, Munich, Estocolmo y Bruselas.

Etiquetas