Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CONFILCTO ENTRE LAS DOS COREAS

China pide una reunión urgente a seis bandas para parar la crisis coreana

China invitó a una reunión urgente en Pekín a las seis partes implicadas en el proceso de desnuclearización de la península coreana para evitar una escalada militar entre las dos Coreas.

China invitó a una reunión urgente en Pekín a las seis partes implicadas en el proceso de desnuclearización de la península coreana para evitar una escalada militar entre las dos Coreas.

En una rueda de prensa, el viceministro de Asuntos Exteriores chino, Wu Daiwei, convocó este encuentro, que debería celebrarse en diciembre con la participación de los delegados de las dos Coreas, Estados Unidos, China, Rusia y Japón.

Sin aceptar más preguntas que una de la agencia Xinhua, Wu clarificó que "no se trata de relanzar directamente las negociaciones. Es una propuesta (china) para que los responsables de las negociaciones a seis bandas creen las condiciones apropiadas para reiniciar el diálogo", aclaró Daiwei.

Según Wu, jefe negociador chino en las conversaciones, la reunión tomará como base la declaración conjunta del 19 de septiembre de 2005, adoptada tras la cuarta ronda del diálogo a seis, y mediante la que Pyongyang se comprometió a "desmantelar todos sus arsenales nucleares y abandonar todos sus actuales programas nucleares".

"Su puesta en práctica reduciría la actual tensión. Hay (en la península) asuntos importantes que afectan a las partes implicadas y emergieron factores (nuevos) que los complican", señaló Wu.

El responsable chino destacó que ya ha regresado hoy a Pekín desde Seúl el consejero de Estado, Dai Bingguo, "tras mantener una reunión de 2 horas y 15 minutos con el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, en la que ambos consideraron de preocupante la situación actual".

"Dai dejó también claro que China se opone a cualquier acción que atente contra la paz y la estabilidad en la península coreana", concluyó el viceministro.

La propuesta de China se produce cuando Pekín acusa de escalar la tensión a las maniobras militares conjuntas EEUU-Corea del Sur, iniciadas hoy en el Mar Amarillo y en las que participan el portaaviones de propulsión nuclear estadounidense "George Washington" y una decena de buques de guerra.

Desde el primer momento, Pekín mostró su oposición a cualquier operación militar sin su permiso en su zona económica especial, parte de la cual está en el este del también llamado Mar Occidental.

Durante este fin de semana, el ministro chino de Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, pidió telefónicamente a sus homólogos ruso, Sergei Lavrov; japonés, Seiji Maehara; surcoreano, Kim Sung-hwan, y estadounidense, Hillary Clinton, que insten a la calma a las dos Coreas y acaben con el bloqueo de dos años de las negociaciones a seos bandas.

Yang también se reunió en Pekín con el embajador del régimen norcoreano, Chi Jae. Además, se anunció la visita del presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo de Corea del Norte, Tae Bok, el 30 de noviembre. El martes 23 de noviembre se produjo intercambio de fuego de artillería en torno a la isla de Yeonpyeong, cerca de la disputada frontera marítima coreana Línea Límite del Norte (NLL, siglas en inglés) que causó al menos 4 surcoreanos muertos, 2 de ellos civiles.

Pyongyang alegó que lanzó obuses contra la isla porque navíos surcoreanos en sus maniobras rutinarias dispararon a sus aguas territoriales, lo que Seúl negó desde el principio.

China es el único aliado político de Corea del Norte y su principal proveedor de ayuda económica.

Etiquetas