Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

VENEZUELA

Chávez pierde el tercer ministro en un mes

El último fue el titular de Salud, Carlos Rotondaro. Renunció la noche del miércoles tras nueve meses de gestión.

El presidente Hugo Chávez ha perdido tres ministros en menos de un mes oficialmente por razones particulares pero desde la oposición se atribuyen a discrepancias con el mandatario. El último fue el titular de Salud, Carlos Rotondaro. Renunció la noche del miércoles tras nueve meses de gestión. De inmediato fue sustituido por Luis Reyes, un teniente coronel que en diciembre asumió como ministro de la Secretaria de la Presidencia con atribuciones sobre la Misión Niño Jesús para la atención integral a las embarazadas.

En una intervención por televisión, Chávez afirmó que Rotondaro salía por problemas personales relacionados con su salud. Días atrás se dispararon los rumores sobre su distanciamiento a causa de la presencia de médicos cubanos y la pérdida de contenido de su ministerio a favor de Reyes.

Según el diario venezolano 'El Universal', Rotondaro, también militar, rechaza "la creciente presencia cubanos en posiciones estratégicas de los hospitales". Pero la disputa no debe ser tan gorda porque volverá a ocupar la presidencia del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

Por su parte, el opositor ex ministro Carlos Walter, opinó que el nombramiento de un militar sin conocimientos específicos en el sector de la salud pretende facilitar la influencia del "gobierno cubano a través de la Misión Médica Cubana (MMC)". Cuba lleva años prestando servicios médicos, deportivos y educativos entre la población más pobre del país, el bastión electoral de Chávez.

Estas semanas también renunciaron por razones "estrictamente personales" Ramón Carrizález, vicepresidente y ministro de Defensa, y su esposa Yuribí Ortega, ministra de Ambiente, así como el titular de Banca Pública, Eugenio Vázquez Orellana.

Otra convulsión provocó la supuesta renuncia de Globovisión de Alberto Federico Ravell, director general y socio del canal de televisión férreo antichavista. Opositores estimaron que los directivos no aguantaron la presión de Miraflores, enfrascado en ganar las elecciones legislativas de septiembre. La cadena negó cambios en la sociedad. Ravell aseguró que "no iba a vender sus acciones a nadie" pero no confirmaron si seguirá al frente del canal.

Etiquetas