Despliega el menú
Internacional

VENEZUELA

Chávez congela otra vez las relaciones con Colombia por culpa de las FARC

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó "congelar las relaciones con Colombia" molesto porque su colega Álvaro Uribe denunció que el gobierno chavista entregó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) lanzacohetes suecos comprados para el Ejército.

El anuncio, que incluye también reducir el intercambio comercial, lo hizo la noche del martes durante un Consejo de Ministros retransmitido por televisión. "Tu (dirigiéndose al ministro de Exteriores Nicolás Maduro), me dejas allá (la embajada en Bogotá) al funcionario de más bajo nivel", dijo.

Chávez lanzó una amenaza más dura: "Una nueva agresión y romperemos del todo". Y agregó "preparémonos para eso. Las empresas colombianas las expropiaríamos".

El controvertido gobernante aseguró que cualquiera "agarra un fusil y le pone el sello de Venezuela". Y argumentó que las guerrillas tienen armamento estadounidense, ruso e israelí, pero el gobierno colombiano "agarra al más pendejo". De momento, el ejecutivo de Uribe -de viaje en Costa Rica para una cumbre regional- mantenía silencio.

Pero los empresarios colombianos estaban preocupados porque la medida se extiende también a la sustitución de importaciones desde Colombia. "No son imprescindible para nosotros, podemos conseguirlas desde otros muchos países", afirmó.

Este nuevo cruce de acusaciones reactiva la crisis andina entre Colombia, Ecuador y Venezuela. Se suma al que mantiene el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, después de que el ejecutivo uribista difundiera un video en el que las FARC aseguran que financiaron la campaña electoral de Correa.

Además se produce justo cuando Colombia aceptó el pasado 21 de julio la instalación de bases estadounidenses en su territorio que sustituirían a la recientemente desmantelada en Manta (Ecuador).

"Ahora los yanquis quieren instalar cuatro bases en Colombia esto nos obliga a revisar nuestras relaciones" bilaterales, dijo Chávez.

Tres días después anunciaba que compraría tanques de guerra a Rusia. Pero lo que sacó la crisis del tiesto fue la petición de explicaciones de las autoridades suecas por supuestos desvíos de armas vendidas a Caracas a la guerrilla colombiana.

Uribe aprovechó para atacar: "La comunicad internacional tiene que pensar que en lugar de tener laxitud para vendano: "Ese gobierno (Colombia) da vergüenza, está dirigido por irresponsables de la más grande calaña que yo nunca he visto".

Maduro apostilló que desde el país vecino orquestaban una campaña s últimos cinco años. Encuentros, desencuentros, duras descalificaciones y hasta insultos que Chávez y Uribe han superado con un abrazo ante las cámaras y promesas de hermandad eterna.

Etiquetas