Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

VENEZUELA

Hugo Chávez acelera sus "leyes socialistas"

La Asamblea Nacional aprueba inhabilitar a los diputados que deserten del partido del presidente venezolano.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el pasado domingo en la ciudad de Caracas.
Hugo Chávez acelera sus "leyes socialistas"
EFE

La mayoría oficialista del Parlamento venezolano trabaja a marchas forzadas en un "paquetazo" de "leyes socialistas que permitirán al presidente Hugo Chávez" radicalizar su revolución bolivariana cuando el 5 de enero la oposición ocupe 67 de los 165 escaños de la Asamblea Nacional.

Por ahora, las últimas normas legales son la Ley Orgánica de Telecomunicaciones y la Ley Resorte que regula internet. La oposición las denunció por anticonstitucionales y porque violan la libertad de expresión.

Además, la Asamblea Nacional aprobó ayer una nueva ley que inhabilita a los diputados que deserten de su coalición política, una iniciativa que había sido impulsada por el propio Hugo Chávez como una advertencia a los miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). El proyecto de ley de reforma parcial de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones fue aprobado por mayoría absoluta, en una de las sesiones extraordinarias del Parlamento.

La nueva normativa permitirá al Gobierno suspender y hasta inhabilitar políticamente a los diputados que se cambien de partido o, como se diría en lenguaje coloquial venezolano, se "salten la talanquera".

La semana pasada Chávez había urgido a los miembros del PSUV -que actualmente controlan casi todos los escaños de la Asamblea Nacional- a dar luz verde a la llamada "ley contra los 'salta-talanquera", pues considera que se trata de un proyecto "muy importante". "Si a mí me eligen diputado por un partido y al otro día me paso para el otro bando, eso es un fraude", dijo, al recordar que "en muchos países" al parlamentario disidente "lo inhabilitan o pierde el cargo para el cual fue electo".

Pero la aprobación de esta medida fue rechazada por la oposición, que acusa al Gobierno de imponer "castigos" a quienes no comulguen con sus ideas.

La Asamblea Nacional dio también luz verde a una nueva ley que restringe la financiación internacional a ONG y partidos venezolanos, con el objetivo de poner fin a la supuesta "injerencia extranjera" que intenta "desestabilizar" al Gobierno de Chávez.

Asimismo, los legisladores chavistas aprobaron la Ley Habilitante para que Chávez gobierne por decreto por un año y reformaron la Ley Orgánica de Telecomunicaciones (LOTE) que le confiere carácter de interés público a la prestación de servicios y no permitirá la inversión extranjera en radio y televisión.

Mientras, la ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Resorte) responsabiliza a los proveedores y anunciantes de medios electrónicos de todo su contenido. Gonzalo Marroquín, presidente del Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), aseguró que esas leyes le ponen "una lapida a la libertad de expresión". El afán de control es un "problema de autoritarismo". Al controlar los contenidos de radio y televisión y limitando los de internet, queda con una sola voz. Además algunos opositores temen que cierren la señal de tv por cable. Pero Chávez aparece decidido a imponer mayores controles. "Exprópiese", es su orden recurrente en las últimas semanas. No se libraron empresas de alimentación ni 47 latifundios ganaderos (25.000 hectáreas) supuestamente ociosos.

Exigencia de un anciano

Pero el dueño de Pionio, un anciano de 94 años apoyado por sus 200 empleados, exige el pago de todos sus activos logrados en más de 70 años de labor ganadera en Zulia, un estado suministrador del 50% de lácteos, 75% de la carne, 85% de plátanos o 30% de los huevos consumidos en el país y además uno de los bastiones de la oposición. El vicepresidente Elías Jaua insistía el martes que la decisión "no tiene vuelta atrás" porque era necesaria para "combatir las formas esclavistas".

Etiquetas