Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

ITALIA

Cerca de 400 detenidos en vasta operación policial contra la delincuencia ligada a la inmigración ilegal

Más de la mitad de los detenidos son extranjeros y 118 de ellos serán expulsados de Italia.

La Policía italiana culminó una vasta operación contra la delincuencia callejera y la inmigración clandestina en la que fueron detenidas cerca de 400 personas en todo el país. Más de la mitad de los arrestados, un total de 268, son extranjeros, procedentes de Marruecos (50), Rumanía (32), Túnez (25), Nigeria (18), Egipto (16), Serbia (16), Albania (14) y otras nacionalidades (97).

La operación, que empezó hace una semana, se llevó a cabo con la colaboración de la Policía rumana y se desarrolló en las zonas de las principales ciudades italianas que registran mayores niveles de criminalidad, como locales nocturnos, suburbios o estaciones de tren y autobús.

Las detenciones tuvieron lugar en nueve regiones y 15 provincias para combatir los robos (177 arrestados), la inmigración ilegal (111), el tráfico de drogas (92) y la prostitución (3).

Además, las autoridades del país transalpino decretaron la expulsión de Italia de 118 de los detenidos, de los que 53 serán acompañados directamente a la frontera y otros 65 serán trasladados a los Centros de Permanencia Temporal (CPT).

Según explicó el director anticrimen de la Policía italiana, Francesco Gratteri, la operación tenía como objetivo combatir los "delitos que suelen estar ligados a la inmigración clandestina", aunque la acción no iba dirigida a una "categoria o etnia específica, sino que tenía como único objetivo combatir un tipo de criminalidad que ha provocado un aumento de la alarma social", aclaró.

En el futuro, la Policía podría poner en marcha operaciones similares, principalmente en las zonas consideradas más "críticas", añadió. Además, a partir del próximo lunes, llegarán a Italia 15 investigadores rumanos que ayudarán a la Policía italiana a perseguir a los ciudadanos rumanos que delinquen en el país transalpino.

Por su parte, el recién elegido ministro de Interior, Roberto Maroni, aplaudió el éxito de la operación, al igual que Umberto Bossi, líder de la Liga Norte y ministro para las Reformas del nuevo Gobierno Berlusconi, quien consideró que éste es el tipo de actuaciones que "quiere la gente". "La gente pide seguridad y nosotros debemos dársela", insistió.

Precisamente, la lucha contra la criminalidad fue uno de los pilares sobre el que la Liga Norte basó su campaña electoral. Este partido federalista procedente del norte del país fue el gran vencedor de las elecciones generales celebradas en Italia los pasados 13 y 14 y abril.

De hecho, poco después de jurar el cargo como ministro del Interior, Roberto Maroni, empezó a preparar una serie de medidas para aumentar la seguridad en las ciudades, y en las que también se abordará el tema de la inmigración. El paquete debería ser aprobado por el consejo de ministros que ha sido programado para el próximo miércoles.

Redada en un campo gitano de Roma

La Policía también desplegó hoy una operación en uno de los campamentos nómadas más grandes de la capital italiana y en el que viven unas 700 personas de nacionalidades serbia, bosnia y rumana, el 50% de las cuales son menores de edad.

En total fueron detenidas para su identificación una cincuantena de extranjeros sin papeles. En el marco de esta misma operación fueron requisadas numerosas caravanas y otros vehículos por no tener seguro.

Un día más, los campos nómadas situados en el extrarradio de las ciudades siguen centrando la atención de la opinión pública en Italia. Esta misma semana, algunas comunidades de gitanos tuvieron que abandonar los campamentos situados en el barrio napolitano de Ponticelli (sur de Italia), después de que desconocidos incendiaran diversas barracas con cócteles molotov, mientras que algunos grupos de personas se habían concentrado frente a los asentamientos para forzar su desalojo.

Las fuerzas del orden tuvieron que escoltar a los gitanos, que fueron conducidos a otra parte de la ciudad, mientras que a lo largo del día de ayer otros grupos de vecinos volvieron a incendiar las barracas abandonadas para evitar que los nómadas volvieran a esta parte de la ciudad. La reacción de los vecinos es la respuesta al intento de secuestro de un bebé de seis meses por parte de una adolescente gitana de nacionalidad rumana.

Manifestación de gitanos en Nápoles

Hoy, en cambio, algunas personas salieron a la calle en Nápoles para manifestar su solidaridad con los gitanos. Por su parte, el jefe de Policía de esta ciudad, Antonino Puglisi, consideró poco probable que los incendios perpetrados contra los campamentos puedan ser obra de la Camorra, la red de asociaciones mafiosas que operan en esta ciudad.

Por otro lado, dos gitanos que dormían en un establecimiento abandonado en las afueras de Milán fueron agredidos ayer por la noche con un cóctel molotov, aunque no sufrieron heridas.

Más de 1.500 inmigrantes arrestados

La Policía italiana arrestó a un total de 1.587 inmigrantes clandestinos a lo largo de todo el año 2007, según dio hoy a conocer el cuerpo policial. Los inmigrantes que lograron desembarcar de modo clandestino en las costas italianas fueron 20.455, un 7% menos con respecto al año anterior.

Etiquetas