Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REINO UNIDO

Casi 400 diputados británicos devolverán 1,2 millones de euros por sus excesivos gastos

Emplearon dinero de las dietas para pagar el alquiler a familiares, comprar pañales o mantener pistas de tenis y piscinas.

Los diputados británicos tendrán que devolver 1,1 millones de libras (unos 1,2 millones de euros) por sus excesivos gastos, señaló ayer el responsable de la comisión encargada de investigar el escándalo provocado por el cobro de determinadas dietas, Thomas Legg.

Según informó la BBC, en total hay 390 diputados afectados por esta medida, más de la mitad del total de miembros de los Comunes. Inicialmente, Legg había pedido que se devolvieran 1,4 millones de euros por gastos reclamados que se remontaban a 2004, pero tras algunas apelaciones, se redujo esta cantidad.

 

Al dar a conocer su investigación sobre esta polémica, que ha empañado la reputación del Parlamento británico, Legg señaló que el sistema es "profundamente defectuoso" y recomendó que los parlamentarios devuelvan determinadas dietas.

 

El periódico británico 'The Daily Telegraph' sacó a la luz el año pasado que numerosos miembros de la Cámara de los Comunes emplearon el dinero de las dietas para pagar el alquiler a familiares, arreglar jardines particulares, amueblar sus domicilios, pagar hipotecas de sus primeras viviendas, mantener pistas de tenis y piscinas, o comprar pañales.

 

En su informe de la investigación, Legg indicó que las reglas relativas a las dietas eran "vagas" y no había "transparencia".

Desde 2004

Un asunto de "particular desafío" resultó ser la "falta de pruebas apropiadas" que fundamentasen los gastos, sobre todo en lo relativo al pago de intereses hipotecarios de sus viviendas. La devolución corresponde a ciertas dietas que los diputados recibieron desde el año 2004.

 

Tres diputados tendrán que devolver sumas superiores a las 40.000 libras (unos 45.600 euros) y a otros 56 se les ha pedido entre 5.000 y 40.000 libras (entre 5.700 y 45.600 euros).

 

Legg agregó que el escándalo ha perjudicado la confianza de la población en el Parlamento, una situación que -insistió- llevará un tiempo recuperar. Pero destacó el "lado positivo" del problema, ya que -dijo- las instituciones, incluso la prensa, han reaccionado y han demostrado que, cuando "las cosas van mal", tienen "la voluntad y los medios para arreglar las cosas".

 

Durante semanas, el 'Daily Telegraph' publicó diariamente revelaciones sobre reclamaciones de dinero indebidas de diputados de todos los partidos, lo que provocó una grave crisis del sistema parlamentario.

En mayo del año pasado el presidente de la Cámara de los Comunes presentó su dimisión, acorralado por el escándalo del abuso del gasto parlamentario. Michael Martin, máxima autoridad del Parlamento británico, conocido como la 'madre de todos los Parlamentos', se convirtió en la víctima de mayor rango en sucumbir al escándalo, que salpicó a todos los partidos.

Etiquetas