Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

REINO UNIDO

Cameron, dispuesto a gobernar en minoría

El líder 'tory', favorito para las elecciones del jueves en el Reino Unido, busca votos en las zonas más disputadas.

Los líderes de los partidos políticos británicos visitan, en las últimas horas de la campaña para las elecciones que se celebran el jueves, las circunscripciones 'marginales', o más disputadas, aquellas en las que hubo poca diferencia de votos en 2005 entre el diputado vencedor y su más inmediato rival. Ganar esos escaños puede tener más impacto en la composición del Parlamento que una variación porcentual pequeña en el cómputo nacional.

El conservador David Cameron, que es el claro favorito para guiar a su partido al mayor porcentaje de votos, apostó ayer por un cambio estratégico. Así, afirmó que está dispuesto a gobernar en minoría si la suma de los escaños, tal como pronostican también los dos sondeos publicados ayer, no dan a su partido una mayoría absoluta en el parlamento. El caso es que los dos vaticinan más escaños para los laboristas, con uno diciendo que el partido de Gordon Brown quedaría segundo en porcentaje y otro que quedaría tercero.

Tanto Brown como Nick Clegg se esfuerzan al máximo también para apoyar a sus candidatos en el mayor número de circunscripciones disputadas. Los sondeos señalan que están emparejados en torno al 28% de la intención de voto. Clegg pide a los votantes, especialmente a los jóvenes, que se atrevan a votar a su partido en contra de las advertencias de que es un voto inútil. "Es la oportunidad de una generación", decía ayer sobre la posibilidad de un profundo cambio en el sistema político.

Cameron afirmó ayer que los primeros proyectos de ley que introducirá un Gobierno conservador incluirán el que derogue la introducción de documentos nacionales de identidad, cuya extensión gradual aprobó el Gobierno laborista y otro para dar a asociaciones de padres el poder de crear escuelas estatales.

A por el voto femenino

En la recta final de estas elecciones que tendrán lugar el próximo jueves, 6 de mayo, los partidos lanzan guiños a las votantes femeninas. Así, un eventual Gobierno conservador en el Reino Unido propondrá leyes destinadas a aumentar el número de mujeres en los cargos directivos de las empresas que cotizan en bolsa.

Eso es lo que indica un manifiesto sobre igualdad entre sexos, presentado ayer por los 'tories' y que quiere llegar más lejos en punto a "discriminación positiva" que los laboristas.

Según el plan conservador, la mitad de los aspirantes a cargos directivos tendrían que ser mujeres y cada puesto de ese tipo debería anunciarse públicamente para dar a éstas la oportunidad de presentar sus candidaturas. Como tercer punto, si una empresa tuviese menos de un 30% de mujeres en su consejo de dirección, se vería obligada a detallar en su informe anual las medidas adoptadas para corregir esa situación.

Aído, en la quiniela laborista

Por su parte, la número dos del Partido Laborista, Harriet Harman, criticó la escasez de mujeres en los consejos de dirección. Harriet Harman escogería a la ministra española de Igualdad, Bibiana Aído, en un hipotético gobierno femenino en el que pudiera incluir a mujeres de todo el mundo.

Preguntada por qué miembros formarían parte de un gabinete "de fantasía" formado por compañeras de género, la número dos laborista citó a la titular de Igualdad española, que se sumaría al Ejecutivo soñado por la número dos laborista junto a políticas de la influencia de la presidenta del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi.

Etiquetas