Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

EE.UU.

Bush deja la decisión de la retirada de las tropas de Iraq a su sucesor

El número de soldados de Estados Unidos en Iraq permanecerá prácticamente invariable en lo que resta de año, según anunció el presidente George W. Bush, que deja así en manos de su sucesor cualquier decisión sobre la retirada de las tropas.

En un discurso pronunciado ante la Universidad Nacional de Defensa, en las afueras de Washington, Bush trazó un cuadro optimista de la situación en Iraq, donde en lo que va de año la violencia se ha reducido considerablemente. Por ello, indicó, en los próximos meses serán repatriados en torno a 3.400 soldados dedicados a misiones de apoyo, de los alrededor de 146.000 actualmente destacados en Iraq.

Las primeras tropas de combate regresarán en noviembre, cuando, según anunció el presidente, volverá un batallón de infantes de Marina destinado en la provincia de Anbar, que la semana pasada quedó bajo el control de las fuerzas iraquíes.

En febrero de 2009, además, "regresará otra brigada de combate de la Marina", agregó Bush, lo que elevará a cerca de 8.000 los soldados que retornarán a EEUU sin ser reemplazados.

La decisión en manos de Obama o McCain

El anuncio de Bush implica que corresponderá a su sucesor, sea el demócrata Barack Obama o el republicano John McCain, tomar una decisión sobre la eventual salida de las tropas estadounidenses. Obama es partidario de retirar a los soldados en un plazo de 16 meses, mientras que McCain afirma que es necesario escuchar la opinión de los mandos militares y está dispuesto a permitir que las tropas permanezcan allí de modo indefinido.

La decisión de Bush también implica que el próximo presidente tendrá que empezar a ocuparse de la guerra en Iraq apenas tome posesión del cargo, el próximo 20 de enero. Según explicó el presidente, los mandos militares, encabezados por el general David Petraeus, comandante de las fuerzas de Estados Unidos en Iraq, creen que será posible reducir más el número de soldados en el primer semestre de 2009.

"Aunque el progreso en Iraq aún es frágil y reversible, el general Petraeus y el embajador (de EEUU en Bagdad, Ryan) Crocker informan de que parece haber un cierto grado de estabilidad en los logros que hemos obtenido", sostuvo. "Nos hemos hecho con la ofensiva, y las fuerzas iraquíes cada vez son más capaces de liderar y de ganar el combate", agregó Bush, pero reconoció que la situación se ha complicado en Afganistán, donde el movimiento talibán recupera fuerza, en particular en el sur del país.

"Los terroristas están aumentando sus esfuerzos en el frente donde esta lucha comenzó, la nación de Afganistán", dijo el presidente, que añadió que "el éxito en Afganistán es básico para la seguridad de Estados Unidos y nuestros aliados".

Precisamente, en su discurso Bush anunció que una brigada que tenía previsto su despliegue en el país árabe en noviembre cambiará de destino y se desplazará entonces a Afganistán.

A ello se sumará el envío, en enero, de una brigada de combate adicional del Ejército.

El número de soldados estadounidenses en el país asiático se ha elevado de menos de 21.000 hace dos años a 31.000 en la actualidad, recordó el presidente. Según replicó la oposición demócrata, la Casa Blanca no hace lo suficiente y es necesario sacar más soldados de Iraq para llevarlos a Afganistán, donde los talibanes recuperan fuerza.

A juicio del presidente del Comité de las Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, Ike Skelton, "los planes del presidente para recortar tropas en Iraq pueden parecer un movimiento en la dirección adecuada, pero en realidad retrasa la reducción de fuerzas hasta la llegada de la próxima Administración".

Son necesarias, agregó, "más reducciones importantes de tropas, para que podamos empezar a recuperar la disponibilidad de las tropas estadounidenses y aportar las fuerzas adicionales necesarias para concluir la lucha en Afganistán".

Por su parte, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, se declaró "atónito" porque Bush haya decidido "repatriar a tan pocos soldados de Iraq y enviar tan pocos recursos a Afganistán".

Etiquetas