Despliega el menú
Internacional

ALEMANIA

Bundestag multa a ex ministro Otto Schily por no revelar ingresos extras como abogado 

El político se negó en varias ocasiones a revelar sus actividades como abogado apoyándose en el secreto profesional.

El ex ministro de Interior y actual miembro del Bundestag, el socialdemócrata Otto Schly, se convirtió en la primera victima de una ley que el mismo aprobó cuando el Parlamento Federal acabó, en junio de 2005, con uno de los secretos mejor guardados del poder legislativo y que obligó a los parlamentarios a hacer públicos sus ingresos extras. Schily, después de negarse a revelar sus ingresos como abogado, fue condenado a pagar una multa de 22.017 euros, equivalentes a tres meses de su dieta parlamentaria.

La inédita medida fue aprobada por la cúpula del Bundestag que consideró que el ex ministro de 75 años no había cumplido con la ley que obliga a todos los diputados, incluida la canciller Angela Merkel, a revelar los ingresos que obtienen con actividades ajenas al trabajo parlamentario.

Cuando se aprobó la polémica ley, gracias a los votos de los grupos parlamentarios del SPD y los Verdes, seis diputados presentaron una demanda ante el Tribunal Constitucional para impedir su entrada en vigor. Pero la máxima instancia jurídica del país declaró legal la obligatoriedad de los diputados de revelar los ingresos extras que reciben junto a sus respectivas dietas y sentenció que la ley no vulneraba sus derechos.

"Al dar a conocer sus ingresos a partir de una determinada cantidad los electores pueden hacerse una idea sobre la posible implicación de intereses y de dependencia económica de los diputados", señalo entonces la Corte. "El Interés de los parlamentarios de conservar un tratamiento confidencial sobre las informaciones relacionadas con la esfera de sus actividades profesionales es secundario".

La iniciativa legal nació después de que la opinión pública conociera varios escándalos relacionados con los ingresos extras de algunos parlamentarios y después de constatar que varios miembros del Bundestag se movían en una oscura zona político-parlamentaria donde era imposible saber si utilizaban sus mandatos para obtener ingresos extras.

Secreto profesional

Aunque la Constitución alemana señala en su articulo tres que todos los ciudadanos son iguales ante la ley, el ex ministro Schily se negó en varias ocasiones a revelar sus actividades como abogado, apoyándose en el secreto profesional y en la necesidad de proteger a sus clientes.

Después de conocer la sentencia, Schly anunció que recurrirá al Tribunal federal de lo Contencioso Administrativo, pero su colega del grupo parlamentario, Dieter Wifelspüzt señaló que las reglas de comportamiento son válidas para todos, "incluido nuestro famoso e importante Otto Schily", dijo.

Etiquetas