Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

CONFÍA EN UN RáPIDO ACUERDO

Bruselas pide responsabilidades a EE.UU. ante la crisis

La Comisión Europea se mostró decepcionada por rechazo del plan de rescate de Bush en la Cámara de Representantes.

La Comisión Europea mostró su "decepción" por el rechazo parlamentario del plan de rescate diseñado por Washington para afrontar la crisis financiera y dejó claro que Estados Unidos debe "asumir su responsabilidad".

El portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Johannes Leitenberger, hizo hincapié en que las turbulencias que atraviesan los mercados mundiales se originaron en EEUU, por lo que este país tiene una "responsabilidad especial" en su resolución.

Bruselas confía en un rápido acuerdo que permita comenzar a aplicar el plan de rescate, señaló Leitenberger, quien subrayó que de ello depende el destino no sólo de EEUU sino de todo el mundo.

El portavoz destacó que las autoridades europeas están asumiendo su responsabilidad, con acciones, en algunos casos concertadas, para apoyar al sector financiero y mostrando compromiso con la cooperación a nivel internacional.

Aludió, en ese contexto, a la operación de rescate anunciada para asistir al banco franco-belga Dexia y a la decisión del Gobierno irlandés de garantizar durante los dos próximos años todos los depósitos de los seis bancos del país.

También recordó que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en su calidad de presidente de la UE, ha convocado un encuentro internacional en otoño, al que asistirán los líderes del G8 -los siete países más industrializados y Rusia- y otros representantes internacionales para pactar una respuesta a la crisis financiera.

Además, para preparar esa cumbre, organizará en los próximos días en París una reunión con los países europeos representados en el G8 -Alemania, Francia, Italia y Reino Unido- y los presidentes del BCE, Jean-Claude Trichet, la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

"No hay voluntad alguna de restricción", precisó el portavoz, al ser preguntado por los invitados a ambas reuniones.

El objetivo es trabajar de manera conjunta y con eficacia, explicó Leitenberger, quien agregó que los 27 tendrán otra ocasión para fijar una posición común sobre los problemas en los mercados en el Consejo Europeo que los reunirá en Bruselas los próximos 15 y 16 de octubre.

Etiquetas