Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

TÚNEZ

Bruselas pide apoyo a los Veintisiete para frenar la llegada de inmigrantes tunecinos a Europa

Italia reclama a la Comisión Europea una ayuda de cien millones de euros para atender a los llegados a la isla de Lampedusa.

La Comisión Europea (CE) reclamó ayer apoyo a los Veintisiete para desplegar una misión Frontex de control de fronteras en el sur de Italia tras la llegada a la isla de Lampedusa de más de 5.000 inmigrantes tunecinos.

La comisaria europea del Interior, Cecilia Malmstrom, hizo pública su petición a los gobiernos en un debate en el Parlamento Europeo sobre el éxodo que llega a las fronteras europeas de inmigrantes procedentes de países azotados por las revueltas, como Túnez o Egipto.

La comisaria recordó que la agencia de fronteras exteriores Frontex se nutre de los recursos que aportan los propios Estados e hizo una llamada «a la solidaridad tanto con Italia como con Túnez».

La titular comunitaria del Interior explicó así que la respuesta europea a la gran presión migratoria de los últimos días «debe ser un equilibrio entre el apoyo técnico y financiero a Italia y la solidaridad con Túnez y su transición democrática».

En este sentido, indicó a los Veintisiete que «la situación de Lampedusa no tiene que interrumpir el apoyo de la Unión Europea a los procesos democráticos en la región». «Hay viento fuerte que sopla por el Mediterráneo y será positivo tanto para la región como para la UE», señaló Malmstrom en referencia a las revueltas.

En contacto con Roma y Túnez

Bruselas está en contacto con las autoridades italianas y tunecinas «desde el primero momento», apuntó.

Malmstrom pidió a las autoridades tunecinas que readmitan a todos los inmigrantes tunecinos que sean devueltos por no cumplir los requisitos para obtener asilo en la UE. Al mismo tiempo, abogó por promover la emigración legal en el país para los tunecinos que quieran estudiar o trabajar en los Veintisiete ajustándose a la ley, para que puedan hacerlo si cumplen con los requisitos.

Italia, por su parte, ha pedido a Bruselas una ayuda financiera de 100 millones de euros. La CE señaló que apoyará a Italia con una aportación todavía indeterminada que se extraería de los fondos de ayuda al refugiado y de los de vigilancia de fronteras.

Etiquetas