Despliega el menú
Internacional

UNIÓN EUROPEA

Bruselas negociará con Washington el acceso a las bases de datos policiales europeas

Los ministros de Interior y Justicia de la UE dieron luz verde a la Comisión Europea para iniciar conversaciones con Washington de cara a eliminar los visados a los países de la ampliación y favorecer un pacto consensuado. El visto bueno contempla la posibilidad de que se otorgue acceso limitado a las bases de datos policiales, lo que supondría cumplir con las demandas norteamericanas, a las que a día de hoy la Unión Europea se ha resistido alegando la privacidad y que Estados Unidos no haya ofrecido lo mismo a cambio.

Los ministros aprobaron por unanimidad la autorización a la Comisión Europea "para negociar con Estados unidos determinados aspectos de competencia exclusiva comunitaria", según el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Jacques Barrot. "Nuestro objetivo común es garantizar que todos los Estados miembros sean admitidos en el programa de exención de visados lo antes posible", añadió.

En este sentido, el director de Asuntos Internos y de Justicia de la UE, Jonathan Faull, declaró en rueda de prensa que Washington sólo podría obtener acceso a ciertos datos policiales y relacionados con el visado si aporta informaciones similares. Este aspecto despierta algunos recelos en la medida que pueda suponer una intromisión en la intimidad, especialmente teniendo en cuenta que, como recordó Faull, Washington presionó a algunos países para que se le permitiese el acceso a datos policiales sin ofrecer lo mismo a cambio.

Las conversaciones se iniciarán "lo antes posible" para garantizar que avancen en paralelo las vías comunitaria y nacional. Actualmente, los ciudadanos de Grecia y todos los países de la ampliación salvo Eslovenia pueden entrar en Estados Unidos sin visado. Ante la falta de respuesta de Washington, países como República Checa, Estonia o Lituania ya habían comenzado a negociar por su cuenta algunas las nuevas exigencias en material de seguridad reclamadas desde el otro lado del Atlántico.

Registros

Ahora, en base al mandato aprobado este viernes, la Comisión Europea asumirá el diálogo sobre el nuevo sistema de autorización previa de viaje y que obligará a todos los viajeros europeos que quieran viajar a Estados Unidos a registrarse a través de internet antes de salir. Otra cuestión a negociar será el acceso a las bases de datos sobre entradas y salidas en territorio comunitario, y sobre la gestión del espacio sin fronteras Schengen.

En cambio, la UE no transferirá en ningún caso más datos de los pasajeros aéreos, ya que estima que el acuerdo firmado en 2007 se mantiene vigente, ni el intercambio de información a través de Interpol sobre pasaportes perdidos o robados.

Etiquetas