Despliega el menú
Internacional
Suscríbete

BOLIVIA

Bolivia decreta el control de tres petroleras y una operadora de telecomunicaciones

El Estado compra la mayoría de Andina, la petrolera administrada por Repsol YPF .

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció, en el marco de los actos por el día del Trabajo, que el Estado boliviano recupera por decreto a partir de este jueves la mayoría accionarial de tres petroleras privatizadas hace una década y de una operadora de telecomunicaciones. Las empresas afectadas por la medida son Chaco (British Petroleum), Transredes (Ashmore) y CLHB, de capitales alemanes y peruanos.

Bolivia procedió además a la adquisición de la mayoría de la petrolera Andina en la que la española-argentina Repsol-YPF mantenía el control, en un nuevo paso para consolidar la nacionalización de hidrocarburos iniciada en mayo de 2006. "El proceso de compra culminó con éxito", anunció el ministro de Hidrocarburos, Carlos Villegas, en una ceremonia en el presidencial palacio Quemado, donde el representante de Repsol-YPF, Thomas García, firmó el contrato correspondiente.

"A partir de este momento se consolida la llamada refundación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB)", sentenció el mandatario indígena Evo Morales ante una multitudinaria concentración en la plaza de Armas donde se encuentra el presidencial palacio Quemado.

El jefe de Estado dijo que se intentó negociar la compra del 50% más uno de las acciones de las petroleras ahora nacionalizadas, como lo hizo con la española-argentina Repsol-YPF, pero aseguró que no encontró la voluntad para concretar un acuerdo. Morales dijo en un discurso que la operación se inscribe en la lógica de que "Bolivia quiere socios y no dueños" de sus recursos naturales y elogió a Repsol-YPF por haber suscrito un acuerdo.

Tras emitir el decreto, instruyó al presidente de YPFB para que tomara el control -inclusive con la fuerza pública- de las empresas.

"Con este contrato Bolivia vuelve a recuperar la mayoría accionaria en 18 campos petroleros donde Yacimientos petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) tendrá presencia en el directorio, la junta de accionistas y la administración", explicó el ministro boliviano de Hidrocarburos, Carlos Villegas.

La recuperación del control de esas empresas se enmarca en la nacionalización de los hidrocarburos, decretada por Morales en mayo de 2006.

Litigio

De las empresas nacionalizadas, la operadora de telecomunicaciones Entel está gestionada por la multinacional italiana Euro Telecom International. Morales pidió a la policía que "si hubiera alguna resistencia de algún trabajador, de algún funcionario de esta empresa de telecomunicación (tome) el control absoluto, a partir de este momento, de ENTEL".

"Si hemos tardado más de dos años (en la nacionalización) no ha sido por flojera, no ha sido por negligencia, quiero que sepan, intentamos dialogar, negociar con Euro Telecom, Internacional (ETI) los ministros hicieron esfuerzos, pero lamentablemente no hubo voluntad", dijo Morales.

El Estado boliviano mantenía un litigio con la empresa boliviana de telecomunicaciones por una deuda tributaria de 25,6 millones de dólares desde que fue privatizada en 1996.

ETI, que mantiene una disputa con el Estado boliviano en el centro de arbitrajes internacionales CIADI del Banco Mundial, "tiene una deuda de 200 millones de bolivianos (25,6 millones de dólares)", según la oficina de Impuestos.

ENTEL fue privatizada en 1996, durante el gobierno del presidente liberal Gonzalo Sánchez de Lozada. La empresa italiana Stet adquirió el 50% de las acciones, y posteriormente se las transfirió a ETI.

Etiquetas